sábado 25 de septiembre de 2021
ACTUALIDAD Salud laboral
23-08-2021 20:40
23-08-2021 20:40

El trabajo nocturno aumenta el riesgo de problemas cardíacos

Dos investigadores chinos hicieron el más amplio estudio que se conoce para vincular el trabajo nocturno y los problemas cardíacos. En los hombres, aumenta hasta 35% el riesgo de padecer fibrosis auricular y en las mujeres, 64%. ¿El horario de trabajo incide también en el ACV?

23-08-2021 20:40

Enfermeras, médicos de guardia, colectiveros, serenos de obra, personal de seguridad, entre muchos otros trabajadores nocturnos tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas que los trabajadores diurnos, según un estudio reciente publicado en la revista European Heart Journal.

Y este régimen laboral podrá ser particularmente perjudicial para las mujeres y las personas sedentarias.

trabajadores nocturnos 2021082
La salud pública debería tener en cuenta el riesgo del trabajo nocturno.

A partir de la información suministrada por una base de datos sanitarios que pertenecen al Biobanco del Reino Unido de Gran Bretaña, los investigadores analizaron el caso de 283.657 personas. Y vieron que quienes trabajaron más frecuentemente en turnos nocturnos y sobre todo si eran prolongados, a lo largo de su vida tuvieron mayor riesgo de padecer fibrilación auricular (FA), una afección que vuelve irregular la frecuencia cardíaca y que a veces la acelera, provocando una irrigación sanguínea deficiente. El estudio reveló de todos modos que los trabajadores nocturnos no son más proclives a tener un accidente cerebrovascular o una insuficiencia cardíaca.

El estudio fue dirigido por dos investigadores Yingli Lu, profesor del Noveno Hospital Popular de Shanghai y de la Facultad de Medicina de la Universidad JiaoTong de esa ciudad, y por el profesor Lu Qi, que se graduó en Pekín, pero se especializó en varias casas de estudio de Massachusetts y hoy se especializa en genética en la Facultad de Salud Pública y Medicina Tropical de la Universidad de Tulane, en Estados Unidos. Juntos investigaron si la predisposición genética a la FA podía influir en el aumento del riesgo.

Una trabajadora de salud mira a la gente que aplaudía a los médicos y enfermeras frente a Langone Health Hospital, este jueves en Nueva York.
El riesgo de padecer fibrilación auricular aumenta 64% en las mujeres que trabajan de noche.

Su conclusión fue negativa, a partir de la evaluación de riesgo genético global sobre la base de 166 variaciones genéticas que se sabe que están asociadas a la enfermedad. Así descubrieron que el riesgo genético no incidía en los trabajadores nocturnos, independientemente de que los participantes tuvieran un riesgo genético bajo, medio o alto.

Trabajo nocturno y riesgo

El profesor Lu señala que, "aunque un estudio como este no puede demostrar una relación causal entre los turnos nocturnos y la fibrilación auricular y las enfermedades cardíacas, nuestros resultados sugieren que el trabajo en turnos nocturnos actual y de por vida puede aumentar el riesgo de padecer estas afecciones".

"Nuestros hallazgos tienen implicaciones para la salud pública a la hora de prevenir la fibrilación auricular. Sugieren que reducir tanto la frecuencia como la duración del trabajo en turno de noche puede ser beneficioso para la salud del corazón y los vasos sanguíneos".

En el estudio participaron en forma directa 286.353 personas que trabajaban en relación de dependencia o por cuenta propia. De ese total, 283.657 no tenían FA cuando se inscribieron en el Biobanco del Reino Unido, y 276.009 no tenían insuficiencia cardíaca o accidente cerebrovascular.

Teniendo en cuenta la edad, sexo, educación, nivel socioeconómico, tabaquismo, actividad física, alimentación, presión arterial, índice de masa corporal, horas de sueño y actividades diurnas y nocturnas, descubrieron que las personas que trabajaban habitual o permanentemente en turnos nocturnos tenían un riesgo 12% mayor de padecer FA en comparación con las personas que sólo trabajaban durante el día.

Entre los participantes que trabajan actualmente en turnos de noche, o que han trabajado en turnos de noche durante diez o más años, o que han trabajado durante toda su vida de tres a ocho turnos de noche al mes, el riesgo de enfermedad coronaria aumentó en un 22%, 37% y 35%, respectivamente, en comparación con los trabajadores diurnos.

El profesor Qi resalta que "hubo otros dos hallazgos interesantes. Descubrimos que las mujeres eran más propensas a la fibrilación auricular que los hombres cuando trabajaban en turnos de noche durante más de diez años. Su riesgo aumentaba significativamente en un 64% en comparación con los trabajadores diurnos".

MM / ED