ACTUALIDAD
Quinta victoria

En la interna republicana, Trump no tiene rivales: arrolló a Nikki Hailey en su propio estado de Carolina del Sur

El expresidente ya había dominado los caucus de Iowa, Nuevo Hampshire, Nevada, las Islas Vírgenes. Este sábado siguió con su ritmo arrollador en Carolina del Sur, y hay dudas sobre si Haley anunciará en las próximas horas que baja su candidatura o se presenta al 'Supermartes' el 5 de marzo.

Donald Trump
Donald Trump | AFP

Extendiendo su dominio en las internas republicanas, el expresidente Donald Trump derrotó fácilmente a Nikki Haley en la contienda de Carolina del Sur este sábado, según las proyecciones que difundió Edison Research. Con ese nuevo triunfo, Trump se encamina sin sobresaltos hacia su tercera nominación presidencial, en busca de una revancha ante el mandatario demócrata Joe Biden.

Ese resultado es un golpe demoledor para las aspiraciones de Haley, que confiaba en poder  ofrecerle alguna resistencia a Trumpo en el estado en que nació y fue 6 años gobernadora.

La victoria de Trump reforzará los llamamientos de sus aliados para que Haley, la última contrincante de Trump, abandone la carrera. Trump ha dominado las cinco contiendas celebradas hasta ahora -en Iowa, Nuevo Hampshire, Nevada, las Islas Vírgenes de Estados Unidos y ahora el estado natal de Haley-, dejándola prácticamente sin camino posibilidades la nominación republicana.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Una desafiante Haley, que fue embajadora de la ONU con Trump, insistió esta semana en que mantendría su campaña al menos hasta el "Súper Martes" del 5 de marzo, cuando los republicanos de 15 estados y un territorio de Estados Unidos emitirán su voto.

Nikki Haley
Haley no pudo poner en aprietos a Trump en el estado en que fue dos veces gobernadora. (FOTO AFP)

Era demasiado pronto para saber si Haley obtendría un porcentaje de votos mayor de lo esperado, lo que podría permitirle argumentar que tiene cierto impulso de cara al "Súper Martes". Ella ha agudizado notablemente sus ataques contra Trump en los últimos días, cuestionando su agudeza mental y advirtiendo a los votantes que él perdería las elecciones generales de noviembre.

Pero hay pocas pruebas de que los votantes republicanos estén interesados en otro abanderado que no sea Trump. La inmigración, que Trump ha convertido en un punto clave de su campaña electoral, fue el tema número uno para los votantes en las primarias republicanas del sábado, según una encuesta a pie de urna realizada por Edison Research. Alrededor del 41% de los votantes citó esa cuestión, frente al 31% que dijo que la economía era su principal preocupación.

El primer juicio penal de Trump está previsto que comience el 25 de marzo en Nueva York.

Alrededor del 84% de los votantes dijeron que la economía no es tan buena o es mala, lo que pone de relieve una importante debilidad potencial para Biden en las elecciones generales de noviembre. Una vez más, sin embargo, los sondeos a pie de urna también apuntaron a las propias vulnerabilidades de Trump. Casi un tercio de los votantes dijeron el sábado que Trump no sería apto para ejercer como presidente si fuera condenado por un delito.

El primer juicio penal de Trump comenzará el 25 de marzo en Nueva York. Se le acusa en ese caso de falsificar registros comerciales para ocultar pagos de dinero por silencio hechos a la estrella porno Stormy Daniels. Se enfrenta a otros tres conjuntos de cargos, incluida una acusación federal por conspirar para revertir la victoria de Biden en 2020. Trump se ha declarado inocente en todos los casos y ha afirmado, sin pruebas, que los cargos provienen de una conspiración demócrata para descarrilar su campaña.

Tanto Trump como Biden ya han empezado a mirar hacia noviembre, con el presidente caracterizando a Trump como una amenaza mortal para la república. Antes de volar a Carolina del Sur para ver los resultados el sábado, Trump se dirigió a una reunión de activistas conservadores cerca de Washington en un discurso de 90 minutos en el que pintó un oscuro panorama de un país en declive bajo Biden.

Dijo que si vence a Biden en las elecciones generales del 5 de noviembre representará un "día del juicio final" para Estados Unidos, y "mi última y absoluta venganza".  La gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, y el excandidato presidencial Vivek Ramaswamy surgieron como favoritos para la elección de Trump a la vicepresidencia, según una encuesta entre activistas en la conferencia conservadora. Cada uno recibió un 15% de apoyo.

 

AFP/HB