domingo 02 de octubre de 2022
ACTUALIDAD Bendición navideña

Urbi et orbi: Francisco oró por Venezuela y otras zonas en crisis en el mundo

"Que el Niño de Belén reanime al querido pueblo venezolano y no le haga faltar el auxilio que necesita", dijo el Pontífice este miércoles 25 en la Plaza de San Pedro. Habló de Siria, Irak, Yemen, varios países africanos y Ucrania

25-12-2019 09:27

En la séptima Navidad de su gestión pontificia, el papa Francisco pidió este miércoles "esperanza para todo el continente americano, donde diversas naciones están pasando un periodo de agitaciones sociales y políticas". Fue en el marco de la tradicional bendición "Urbi et orbi", e incluyó una particular alusión a la gravísima situación social que se vive en Venezuela.

"Que el pequeño Niño de Belén reanime al querido pueblo venezolano, probado largamente por tensiones políticas y sociales, y no le haga faltar el auxilio que necesita", señaló Francisco, pidiendo además que se avance en la paz en otras zonas conflictivas del planeta, "especialmente en Medio Oriente y particularmente en Siria". Las situaciones en algunos países africanos, en Irak, en Ucrania y en Yemen también estuvieron entre las plegarias del Papa a la hora de la bendición mundial.

Francisco alabó además "los esfuerzos de cuantos se están prodigando para favorecer la justicia y la reconciliación, y se desvelan para superar las diversas crisis y las numerosas formas de pobreza que ofenden la dignidad de cada persona".

En la habitual bendición navideña a todo el planeta desde la plaza San Pedro del Vaticano, el Papa oró para que "Cristo inspire a los gobernantes y a la comunidad internacional para encontrar soluciones que garanticen la seguridad y la convivencia pacífica de Medio Oriente y ponga fin a los sufrimientos".

El mensaje del papa Francisco en Nochebuena: "Amor incondicional y gratuito por el prójimo"

"Que Cristo sea luz para tantos niños que sufren la guerra y los conflictos en oriente Medio y en diversos países del mundo", anheló el argentino Jorge Bergoglio, llamando también a lograr una solución a la crisis política en el Líbano, país de "armoniosa coexistencia" y denunció la acción de los "grupos extremistas en el continente africano", particularmente en Burkina Faso, Malí, Níger y Nigeria.

Al hablar de las diversas zonas del planeta en conflicto, el papa destacó que los habitantes de la Tierra Santa "aguardan días de paz, de seguridad y de prosperidad". Mencionó también las "tensiones sociales" en Irak y la "grave crisis humanitaria" que hay en Yemen. E igualmente se refirió a Ucrania "que aspira a soluciones concretas para alcanzar una paz duradera".

 

AFP/HB