domingo 25 de septiembre de 2022
ACTUALIDAD Efemérides 9 de noviembre

Yves Montand, el cantante de derecha que fingió ser comunista para que lo aceptaran

Hace treinta años, mientras rodaba una película y preparaba su regreso al canto, moría Yves Montand. Era italiano y, para huir de la Italia de Mussolini y conseguir sus primeros trabajos con Edith Piaf, fingió una ideología que despreciaba. Para él, actuar, cantar y amar a las compañeras de trabajo fueron prácticamente sinónimos.

08-11-2021 16:26

Hace 30 años, el 9 de noviembre de 1991, murió de un infarto Yves Montand mientras rodaba la película IP5: la isla de los paquidermos (Jean-Jacques Beineix). El actor y cantante, que había descubierto Edith Piaf y fue célebre en Francia, era en realidad italiano, se llamaba Ivo Livi, y había nacido el 13 de octubre de 1921, en Monsummano Terme, Italia. 

Yves nació en el seno de una familia modesta. Se vio obligado a ganarse la vida desde los once años, trabajando como peón en un almacén de aceites y posteriormente como cargador de muelle.

Cuando los padres de Ivo Livi solicitaron la nacionalidad francesa argumentaron que  habían escapado del régimen de Mussolini en Italia. “La familia fingió ser perseguida política y en realidad buscaba un futuro mejor al que ofrecía la Italia de la primera posguerra”, afirmó Eduardo Carelli, Profesor de Historia en la Universidad Nacional de San Juan. 

“La familia Livi huyó del fascismo en 1921. El fascismo en el año 1921 no había llegado al gobierno; eso sucedería después, el 28 de octubre de 1922. Es bastante cuestionable el hecho. Yo creo que lo usaron un poco para legitimarse en Marsella. Es decir somos perseguidos políticos y obtenemos una situación un poco más preferencial”, resaltó Carelli.

“En realidad, me parece que escapaban de la pobreza, de hecho creo que Yves lo usó para ubicarse intelectualmente en el mundo artístico. Este supuesto pasado de izquierda, cuando ya se convirtió en lo que fue Yves Montand, mostró su verdadera ideología. Era un hombre de derecha, muy cercano al pensamiento de Ronald Regan. Completamente anticomunista, el dijo que se desencantó del comunismo a partir de los sucesos de 1956, los levantamientos en Hungría, Chescolovachia y los que siguieron después. Yo creo que nunca fue comunista y solicitó la ciudadanía francesa en el año 1921”, explicó el Prof. Carelli

En 1938 eligió el seudónimo Yves Montand, por oír a su madre gritarle por la ventana  “Ivo, Monta (subí!)”. 

Después de la Segunda Guerra Mundial trabajó como cantante en el sur de Francia hasta que consiguió actuar en los teatros de París ayudado por Edith Paif, a quien conoció en Moulin Rouge. 

Edith Piaf, que conocía las calles de París desde los 15 años, cantando en cantinas, bares o donde sea, apadrinó a Yves Montand cuando la fama comenzó a ser amable con ella y ambos mantuvieron una relación amorosa. 

Su vida sentimental fue una comidilla de las revistas del corazón de su tiempo, durante mucho tiempo. De todos modos, su relación más prolongada fue con la actriz de origen judío Simone Signoret, durante 35 años.

Se habían conocido en 1949 y se casaron en 1951. La primera película famosa de Yves Montand fue El salario del miedo ( 1952)  dirigida por Henri Georges Clouzot. Luego, Montand se fue a Estados Unidos, a filmar El multimillonario' junto a Marilyn Monroe. Con Marilyn mantuvo una breve relación amorosa.  Sus canciones más famosas son “Les Feuilles mortes” y “Une Bicyclette”. 

Luego se casó con Carole Amiel, que era su asistente personal, y con ella concibió a su único hijo, Valentin, en 1988. 

Cuando cumplió 60 años, en 1981, Yves Montand anunció su retiro del  mundo de la canción con una serie de recitales en el teatro Olympia de Paris y una gira por Estados Unidos. 

Diez años más tarde, y ya viudo de Simone Signoret extrañaba sin embargo los escenarios y, desde su casa en St Paul de Vence, en la Provence francesa, preparaba su reaparición musical, mientras disfrutaba de su regreso a los sets de filmación. Sin embargo, no llegó a cantar ni vio el estreno de la película.

Cuando sufrió un infarto durante el rodaje de la película de Jean-Jacques Beineix, una ambulancia lo trasladó a un hospital, y llegó a decir: “Por lo menos, he vivido muy bien”. Todas las radios y canales de televisión interrumpieron la transmisión para anunciar la triste noticia. 

Hasta el final de sus días, Montand fue público defensor de algunas causas políticas, como la de los boat people, los vietnamitas que huían del regimen comunista de su país a bordo de botes precarios; manifestó su admiración pública al Estado de Israel y estuvo a favor de la invasión de Occidente en Irak.