martes 28 de septiembre de 2021
AGRO Agroindustria
15-09-2021 16:13
15-09-2021 16:13

Alerta en la industria equina por un virus que mató a dos caballos

El número de casos de Herpesvirus equino tipo 1 permanece estable desde hace más de una semana y se mantiene el aislamiento y las medidas de control.

15-09-2021 16:13

La industria equina argentina se encuentra en estado de alerta sanitario por la detección del virus Herpesvirus equino tipo 1 (HVE-1) que provocó la muerte a dos de los cinco caballos a los que se les detectó la enfermedad en la localidad de Pilar. 

El Herpesvirus equino tipo 1 (HVE-1) está distribuido en todo el mundo y produce enfermedad respiratoria en caballos jóvenes, abortos en yeguas y mieloencefalopatía en caballos de todas las edades. 

La Cámara de la Industria Nacional Equina (CAMINE) dio a conocer el parte del Médico Veterinario Juan Llorente, director técnico de los establecimientos afectados.

Cómo elegir un buen caballo.

“Estamos en comunicación permanente con profesionales y especialistas de Estados Unidos y España que ya tienen experiencia en el tema y nos asesoran. Además contamos con el apoyo de los técnicos del INTA y el Senasa. La idea es contar ahora nuestra experiencia para que cualquier criador que le pase algo similar sepa cómo manejarse”, comenta Llorente.

El presidente e la Asociación de Criadores de Caballos Criollos y vicepresidente de CAMINE, Raúl Etchebehere, comentó a PERFIL que “los establecimientos están interdictados y los animales controlados. Hasta hoy no han habido nuevos reportes de contagios, así que que están circunstriptos. La semana pasada, el Senasa recomendó que no se hagan concentraciones por 14 días. Esta semana habrá un evento al aire libre en Saladillo y la semana que viene en Palermo, una vez terminada la ventana de días recomendada”.

Cómo apareció el Herpesvirus equino tipo 1

Desde CAMINE dieron a conocer que el viernes 3 de septiembre, dos camiones jaula con 39 caballos se embarcaron en un campo de la localidad de Pellegrini, en el oeste de Buenos Aires, hacia la localidad de Pilar.

El viaje, de 450 kilómetros, se alargó mucho más de la cuenta, generando más estrés que el habitual en los animales, un factor que puede desencadenar la activación de virus latentes. Al llegar a Pilar, una yegua zaina presentaba sintomatología nerviosa.

Florencia Scaramella, la veterinaria que estaba de guardia en ese momento, revisó a la yegua y al resto de los caballos y no encontró ningún otro síntoma. El sábado 4, a las 9 de la mañana, volvió a revisar a todos los caballos sin detectar nuevos síntomas. A las 14 de ese día, otra yegua alazana empezó a presentar edema de manos y patas.

Además, cuando la empezaron a mover presentó síntomas de incoordinación, por lo cual fue trasladada junto a la otra yegua con síntomas a la Clínica de San Isidro y se dio aviso al INTA. Al llegar a la clínica, la alazana se cayó y no se pudo levantar. La zaina fue diagnosticada con HVE-1, que es sumamente contagioso, por lo cual volvió al establecimiento y fue aislada, y la alazana fue sacrificada y cremada.

Nueva muerte

En el establecimiento de Pilar el domingo 5 se empezó a hacer controles de temperatura de mañana y tarde y el INTA realizó análisis PCR a todos los caballos. Aparecieron seis yeguas que presentaron temperatura alta y fueron aisladas, al igual que la zaina con sintomatología que había vuelto de la Clínica. Al día siguiente, a ese grupo se unió otra yegua que no había mostrado fiebre y que empezó a presentar sintomatología nerviosa.

Caballos

De los seis caballos con fiebre, cuatro dieron positivo de HVE-1. Además se sumó otro caso positivo de un caballo que no había tenido fiebre.

El sábado 11, una de las yeguas que venían con fiebre empezó a presentar sintomatología muy aguda, se cayó, y a las 14 horas se murió. Es el cuarto caso neurológico. Se tomaron muestras y se hizo la necropsia correspondiente.

El martes 14 apareció una quinta yegua con sintomatología leve entre las que habían presentado temperatura alta y está en observación. 

“Desde que se detecta fiebre alta, en este contexto, lo consideramos un caso de HVE-1 y se empieza a hacer tratamientos con vitaminas, reforzadores de defensas y diversos medicamentos para controlar el virus. El objetivo es que no lleguen a desarrollar sintomatología. Las lesiones neurológicas lleva tiempo revertirlas”, explicó Llorente. 

Y agrega: “El dato positivo es que las yeguas afectadas que tuvieron fiebre son las mismas del primer día, no se sumó ningún otro caso, algunas yeguas ya bajaron la temperatura y ya van diez días sin casos nuevos. Pareciera como que apareció ese brote y se quedó quieto”, dice Llorente, y agrega que a partir de que un caballo deja de levantar temperatura o mostrar síntomas se debe esperar al menos 20 días para dar el alta.

LM