martes 09 de agosto de 2022
BLOOMBERG Contra la inflación

El Banco Central de Brasil mantendría las tasas altas durante más tiempo en 2023

Economistas anticipan que la tasa de interés clave de Brasil se mantendrá alta por más tiempo después de que el presidente Jair Bolsonaro recibiera la luz verde para aumentar el gasto social antes de las elecciones de octubre.

18-07-2022 09:46

Economistas anticipan que la tasa de interés clave de Brasil se mantendrá alta por más tiempo después de que el presidente Jair Bolsonaro recibiera la luz verde para aumentar el gasto social antes de las elecciones de octubre.

La tasa de referencia Selic, actualmente en 13,25%, llegará a 13,75% para fines de 2022 y caerá a 10,75% a fines de 2023, según una encuesta semanal del Banco Central publicada el lunes. La semana pasada, esperaban que la tasa terminara el próximo año en 10,50%.

Trabajadores del banco central de Brasil protestan por la inflación

Las estimaciones de inflación también subieron para 2023, de 5,09% a 5,2%, y cayeron de 7,67% a 7,54% para este año, junto con una disminución en los precios del combustible. El banco central apunta a una inflación del 3,5% para este año y del 3,25% para 2023.

La economía más grande de América Latina ha estado luchando contra persistentes crisis de combustible y alimentos. La inflación en junio se aceleró al 11,89% pese a que el banco central extendió su agresiva campaña de ajuste monetario, elevando la tasa de referencia Selic a 13,25% frente a solo 2% en marzo de 2021. Se espera que eleven la tasa Selic al menos una vez más el próximo mes, aunque las apuestas por alzas hasta septiembre están aumentando.

Analysts see higher year-end interest rates in Brazil next year

Bolsonaro, a la zaga en las urnas antes de las elecciones de octubre, está impulsando medidas fiscales que podrían aliviar parte de los problemas de la inflación.

La semana pasada, el Congreso le dio luz verde para eludir la normativa de tope de gastos con un paquete social estimado en US$7.600 millones. El proyecto de ley permite un aumento en las entregas de efectivo para los pobres y en los cupones de diésel para los camioneros, entre otras medidas.