BLOOMBERG
Economía

Para el FMI, los bancos centrales deberán mantener altas las tasas

Especialistas del organismo sostuvieron que la posibilidad de que la inflación sea más persistente requerirá medidas restrictivas por más tiempo.

Fondo Monetario Internacional
Fondo Monetario Internacional | Cedoc Perfil

Los bancos centrales deben rechazar el optimismo en torno a que la política monetaria se relajará este año y deben mantener altas las tasas de interés hasta que vean una desaceleración sostenida de la inflación, señaló el Fondo Monetario Internacional.

En los últimos meses, las expectativas de tasas más bajas y una desaceleración económica solo superficial han alimentado una importante relajación en las condiciones financieras, indicaron en una publicación de blog Tobias Adrian, Christopher Erceg y Fabio Natalucci, del FMI.

Los encargados de política monetaria deberían responder argumentando que es posible que la inflación sea más persistente y, como resultado, podrían necesitar tasas restrictivas por más tiempo, dijeron.

El Banco Central aprobó la emisión de un billete de 2.000 pesos

El trío reconoció que hacerlo podría inducir una revisión del rumbo de la política monetaria y de los activos de riesgo en los mercados, lo que posiblemente haga que que los precios de las acciones bajen y los spreads crediticios se amplíen. Pero mencionan tres razones para mantener el rumbo:

  • La historia muestra que una alta inflación necesita medidas políticas decisivas para frenarla
  • Si bien la inflación de bienes se ha ralentizado, parece poco probable que los servicios hagan lo mismo sin un enfriamiento significativo del mercado laboral
  • La experiencia sugiere que períodos prolongados de alzas rápidas de los precios hacen que las expectativas de inflación sean más susceptibles de desanclarse

Un ejemplo de optimismo del mercado se produjo después de que la Reserva Federal elevó las tasas en un cuarto de punto el miércoles, cuando su presidente, Jerome Powell, advirtió que aún había trabajo por hacer. Los operadores en el mercado de swaps de tasas ignoraron la directriz y, en su lugar, concluyeron que la política monetaria experimentaría un giro dovish más profundo a partir de mediados de año.

El FMI apoyó a la Argentina en la recompra de la deuda externa

“Los bancos centrales deberían comunicar la probable necesidad de mantener las tasas de interés altas por más tiempo hasta que haya evidencia de que la inflación —incluidos los salarios y los precios de los servicios— ha regresado de manera sostenible a su objetivo”, dijeron los autores del blog.

Advirtieron que una relajación prematura de la política podría desencadenar un fuerte resurgimiento de la inflación una vez que la actividad se recupere. Como resultado, los banqueros centrales deben “permanecer firmes”, según la publicación de blog.