Cielo cubierto
Temperatura:
18º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 25 de abril de 2019 | Suscribite
BLOOMBERG / Esperado encuentro
lunes 18 marzo, 2019

Jair Bolsonaro se reunirá con Donald Trump, su maestro

Será mañana martes, y debatirán varios temas que cada uno tiene en carpeta, como la actividad nuclear estadounidense y posibles acuerdos comerciales.

Samy Adghirni y Simone Preissler Iglesias

Day Two Of World Economic Forum 2019 Foto: Bloomberg

Uno de los aprendices más entusiastas del estilo de Gobierno turbulento y basado en Twitter del presidente Donald Trump por fin se reunirá con su maestro mañana martes 19 de marzo, cuando el jefe del Ejecutivo de Brasil visite la Casa Blanca.

Para Jair Bolsonaro, quien se deleita con el apodo de "Trump del Trópico", el viaje le ofrece la oportunidad de generar negocio para Brasil y relanzar su imagen en el escenario mundial después de un debut más bien apagado en el Foro Económico Mundial en Davos. El líder de Estados Unidos, por otro lado, estará encantado con la atención de un seguidor y aliado en su enfoque combativo hacia China.

Pocos presidentes latinoamericanos, de haber alguno, han abrazado a su homólogo estadounidense con tanto fervor como Bolsonaro, cuyo hijo y diputado Eduardo recientemente habló en un mitin político de Trump en Florida, instando a la multitud a "construir ese muro". Eduardo Bolsonaro es ahora presidente del Comité de Asuntos Exteriores y Defensa de la Cámara Baja. Pero mientras el afecto parece ser mutuo, la Administración de Trump aún tiene que ofrecer al Gobierno brasileño algo más que tuits de apoyo. No ha habido embajador de Estados Unidos en Brasilia desde mediados de 2018.

Descubren una foto de Bolsonaro con el presunto asesino de la concejal Marielle Franco

"Brasil solo obtendrá beneficios de una relación más cercana con Estados Unidos", dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araujo, en una entrevista. "En el pasado, la relación con Estados Unidos era limitada, con el pretexto de evitar la servidumbre, pero eso es una gran falacia".

Dos acuerdos parecen estar a punto de completarse. Uno allanaría el camino para que las empresas estadounidenses exploren Brasil en busca de uranio e inviertan en nuevas plantas de energía nuclear. El otro está relacionado con el uso comercial del sitio de lanzamiento de cohetes Alcântara. Estados Unidos ha estado deseoso de usar la base, pero Brasil se ha mostrado reacio a ceder tierras soberanas a una potencia extranjera sin supervisar la tecnología sensible involucrada.

Una de las expectativas principales de Brasil para este viaje es que Estados Unidos respalde formalmente su candidatura para su ingreso en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos y que declare al país un importante aliado no perteneciente a la OTAN. A cambio, Brasil podría retirar unilateralmente los requisitos de visado para los ciudadanos estadounidenses.

También es probable que se mantengan conversaciones preliminares sobre posibles acuerdos comerciales futuros, pero para los brasileños el viaje tiene tanta importancia en imagen como en contenido. Los dos líderes tendrán la oportunidad de mostrar su buena onda: la Casa Blanca anunció que celebrarán una rueda de prensa conjunta el martes.

Para Bolsonaro la visita también debería ser un respiro después de un semana difícil a menos que las preguntas incómodas sobre los presuntos asesinos de la política de izquierdas Marielle Franco lo sigan a Washington.

Preocupaciones comunes. Las conversaciones entre los dos líderes se centrarán en cooperación en defensa, medidas para combatir la delincuencia transnacional y en Venezuela, según la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Si bien la crisis en Venezuela también es una prioridad para Brasil, una intervención militar no es una opción, ha dicho el embajador de Brasil en Washington, Sergio Amaral. En cambio, los dos países debatirán formas de intensificar la presión al presidente Nicolás Maduro. China también es una preocupación que ambos líderes comparten. Bolsonaro ha relajado gran parte de su retórica anti-Pekín, pero sigue profundamente preocupado por los intereses chinos en América Latina.

"Desde la perspectiva de Estados Unidos, vemos esto como una oportunidad histórica para que Brasil y Estados Unidos trabajen juntos en toda una serie de áreas, economía, seguridad y otras", dijo el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4610

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard