domingo 04 de diciembre de 2022
BLOOMBERG Pandemia

El Partido Comunista chino presiona para mantener la política de covid cero

Covid cero es “sostenible” y el país debe apegarse a la estrategia porque es clave para estabilizar la economía y proteger vidas, dijo el Diario del Pueblo en un comentario reciente.

11-10-2022 11:37

El periódico insignia del Partido Comunista Chino respaldó la política covid cero del país por segundo día consecutivo, disminuyendo las esperanzas de que el presidente Xi Jinping relaje los controles poco después de una reunión política clave que comenzará a finales de esta semana.

Covid cero es “sostenible” y el país debe apegarse a la estrategia porque es clave para estabilizar la economía y proteger vidas, dijo el Diario del Pueblo en un comentario el martes. Surge tras un artículo similar el lunes que etiqueta el estricto enfoque frente a la pandemia como “científico y efectivo”. La agencia estatal de noticias Xinhua también publicó una columna que decía que el país no puede ser complaciente con el virus.

Los comentarios son vistos como señales de que la política covid cero persistirá tras el montaje del congreso del partido, que ocurre una vez cada cinco años. El distrito de Pudong de Shanghái está contratando a 575 trabajadores comunitarios de covid, que generalmente se encargan de los sitios de prueba y ayudan a coordinar los confinamientos, con contratos de dos años, y la ciudad ha ordenado a todos los distritos que realicen pruebas obligatorias en noviembre. El congreso, donde se espera que Xi asegure un tercer mandato como líder, generalmente dura una semana.

China confina a 65 millones de personas antes de un festival

“Solo cuando la epidemia está bajo control puede la economía ser estable, la vida de las personas ser pacífica y el desarrollo económico y social estable y saludable”, dijo el comentario del martes en el Diario del Pueblo. “Una vez que se forme un repunte del covid a gran escala, la propagación de la epidemia inevitablemente tendrá un impacto grave en el desarrollo económico y social, y el costo final y las pérdidas serán mayores”.

Los comentarios, junto con pocas señales de que China está dispuesta a suavizar las medidas, están frustrando las esperanzas entre los inversionistas internacionales, los locales y los ejecutivos de que China pronto podría optar por abandonar o relajar sus políticas, ya que casi tres años de controles, marcados por duros confinamientos, restricciones fronterizas y pruebas frecuentes, perturban gravemente la vida cotidiana y asestan un duro golpe a la segunda economía más grande del mundo.

A pesar de los esfuerzos de China para eliminar el covid, como lo hizo en el primer año de la pandemia, el virus sigue estando lejos de estar bajo control. El país reportó 1.989 casos el lunes, un número pequeño a nivel mundial pero el recuento más alto para China desde el 19 de agosto, ya que un feriado del Día Nacional de una semana de duración vio un brote de casos entre los viajeros nacionales.

China y su política de “cero Covid” 20221005

Shanghái registró 28 infecciones, con un caso encontrado fuera de su sistema de cuarentena. China aísla todos los casos de covid y sus contactos cercanos para ayudar a detener la transmisión.

El repunte ha visto vecindarios cerrados y edificios bloqueados con las cercas verdes que eran una característica del cierre prolongado del distrito financiero a principios de este año. Los distritos de Putuo y Changning han cerrado los lugares de entretenimiento, mientras que algunos lugares en Minhang han sido designados como de “riesgo medio”, lo que significa que los residentes no pueden salir de sus viviendas.

Las pruebas también se están intensificando, y se requiere que los residentes de Shanghái se hagan la prueba al menos dos veces por semana hasta principios de noviembre. El distrito de Xuhui ha ido un paso más allá y realizará tres pruebas esta semana. Cualquiera que viaje a la ciudad necesitará un resultado negativo de covid dentro de las 24 horas posteriores a su llegada y tendrá que hacerse tres pruebas en tres días.

El cohete chino fuera de control cayó en el Océano Indico y la Nasa dijo que Beijing "no compartió información"

Por otra parte, Pekín reportó 14 casos y Shenzhen tuvo 33 infecciones. Mongolia Interior sigue concentrando la mayor cantidad de casos en el país con 735 infecciones, mientras que los casos se duplicaron con creces en un día en la provincia de Sichuan, en el suroeste, a 188. 

Nomura Holdings Inc. estima que a partir del lunes, alrededor de 197 millones de personas en 36 ciudades chinas, que representan cerca del 20% del producto interno bruto, se vieron afectadas por las medidas de confinamiento.

Las autoridades locales están bajo una presión cada vez mayor para controlar los brotes y no eclipsar el congreso que se celebra dos veces por década y que comienza el domingo en Pekín. Se espera que Xi en el evento alabe el enfoque de tolerancia cero frente al virus que ha sido la piedra angular de su liderazgo a pesar de su costo cada vez más alto.

Perros robot, armas y hambre: China endurece su política de "cero Covid

La economía china tambalea a medida que las normas del covid agravan el impacto de un mercado inmobiliario a la baja, la desaceleración global y una caída de la moneda. Economistas encuestados por Bloomberg News prevén que el producto interno bruto aumentará solo un 3,3% este año, muy por debajo del objetivo del Gobierno de alrededor del 5%.

“No creo que la actual política covid cero sea sostenible. La presión sobre la economía se está acumulando”, dijo Jun Li, director de inversiones de Power Sustainable Investment Management. Si bien el país puede adherirse al enfoque por un tiempo, puede haber cierta relajación en los requisitos de cumplimiento o cuarentena después del congreso, dijo.

Los medios estatales y el propio Xi han destacado en repetidas ocasiones que el covid cero ha permitido a China evitar el número de muertes visto en partes del mundo que se han adaptado para vivir con el virus y mantienen que es la mejor opción para el país actualmente.

La población de ancianos de China sigue contando con niveles relativamente bajos de vacunación y el sistema hospitalario del país se vería desafiado por una avalancha de casos.