jueves 06 de mayo de 2021
BLOOMBERG ESTADOS UNIDOS
16-02-2021 21:34

Cómo el calentamiento en el Ártico ayudó a congelar Texas

Los polos de la Tierra se están calentando más rápido que cualquier otra parte del planeta. Si bien las consecuencias de eso no se entienden por completo, cada vez es más evidente que muchos de los eventos climáticos extremos del mundo se deben en parte a lo que está pasando en el Ártico.

Brian K Sullivan
16-02-2021 21:34

Los polos de la Tierra se están calentando más rápido que cualquier otra parte del planeta. Si bien las consecuencias de eso no se entienden por completo, cada vez es más evidente que muchos de los eventos climáticos extremos del mundo se deben en parte a lo que está pasando en el Ártico.

Una ráfaga de aire helado que salió de Canadá a mediados de febrero, atravesando las Grandes Llanuras y avanzando hacia el sur, sobrecargó la red eléctrica y provocó apagones generalizados en Texas, que, como muchos estados del sur, depende principalmente de la calefacción eléctrica, según la Administración de Información Energética. Esta es la segunda vez en seis meses que las temperaturas extremas ponen a las redes eléctricas de rodillas: en agosto, una ola de calor que pegó en California provocó un aumento en la demanda de energía para los equipos de refrigeración, lo que causó una serie de apagones no vistos desde 2001.

¿La ola de frío en Texas está relacionada con el cambio climático? “Definitivamente, sí”, dijo Judah Cohen, director de pronóstico estacional en Atmospheric and Environmental Research, parte de la firma de análisis de riesgos Verisk, que ha pasado más de una década estudiando el impacto del calentamiento del Ártico en el resto del mundo.

Cambio climático: el nivel del mar sube más rápido que los pronósticos pesimistas

Si bien Cohen tiene más confianza para hacer esta conexión que muchos otros en su campo, los datos muestran claramente que la región del Ártico se está calentando más rápido que el resto del planeta. En los últimos años, las temperaturas en el Polo Norte han aumentado aproximadamente dos veces más rápido que en el resto de la Tierra, según el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo.

“La mayoría de los científicos están de acuerdo en que este calentamiento acelerado es consecuencia del cambio climático causado por el hombre”, dice el sitio web del centro.

En el verano del hemisferio norte, esto ha provocado una disminución en el contraste entre el calor del ecuador y el frío del polo norte. La fuerza de la corriente en chorro de verano, un río de viento que impulsa los sistemas meteorológicos de todo el mundo, depende de las diferencias extremas de temperatura entre estas dos regiones.

A medida que el planeta se calienta y este contraste disminuye, la corriente en chorro se debilita y ya no puede apartar los grandes patrones climáticos. Esto es lo que provocó los incendios forestales sobre el Círculo Polar Ártico, sequías en todo el mundo y olas de calor récord desde Moscú hasta Estados Unidos.

El 2020 es uno de los años más cálidos desde que hay registros

En el caso de la ola de frío de Texas, el fenómeno comenzó en la primera semana de enero, cuando el aire en la estratosfera sobre el Ártico se calentó repentinamente. Esto generó una reacción atmosférica en cadena de lento movimiento que debilitó el vórtice polar, la franja de aire frío que mantiene acorralado el aire helado en el polo, lo que le permite derramarse en las regiones templadas de Asia, Europa y América del Norte. Una vez que el frío comienza a avanzar hacia el sur, muy poco cosas pueden detenerlo.

Si bien estos eventos ocurren unas seis veces por década, según la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica, Cohen sostiene que el cambio climático ha aumentado la frecuencia con la que el vórtice polar se debilita y permite que el aire frío se desplace por todas partes.

Por supuesto, Texas había visto nieve anteriormente, dijo Bob Henson, meteorólogo de Yale Climate Connections. Pero instó a los observadores a no distraerse con anomalías individuales. “Sabemos que el clima del centro de Estados Unidos puede producir eventos como este”, dijo.

“El punto es que, cuando se suman todos los eventos que están sucediendo los 365 días del año, es cuando se aprecia de manera más vívida el impacto que tiene el cambio climático”.