miércoles 27 de octubre de 2021
BLOOMBERG
03-08-2018 03:03
03-08-2018 03:03

Este príncipe imperial podría ser candidato a la vicepresidencia de Brasil

Jair Bolsonaro, ex capitán del Ejército y principal candidato de la derecha, está en conversaciones con Luiz Philippe de Orléans-Bragança, un descendiente del último emperador.

03-08-2018 03:03

El principal candidato derechista a la presidencia de Brasil probablemente elija a un miembro de la ex familia real brasileña o a un general del Ejército como compañero de fórmula, según contó su hijo y también diputado, Eduardo Bolsonaro.

Jair Bolsonaro, ex capitán del Ejército, está en conversaciones con el príncipe Luiz Philippe de Orléans-Bragança, un descendiente del último emperador de Brasil, y con Antônio Hamilton Mourão, general retirado del Ejército, dijo el joven Bolsonaro en una entrevista.

"Necesitamos a alguien honesto, y ambos están limpios. Sin duda los dos son patriotas. Y tienen un alto nivel intelectual para ayudar con el Gobierno y manejar el Congreso", dijo Eduardo Bolsonaro a Bloomberg. "No estamos buscando un vicepresidente que gane las elecciones, sino que gobierne Brasil".

El aspirante a la presidencia anunciará su elegido el 5 de agosto. Bolsonaro acumula alrededor del 20 por ciento de las intenciones de voto, solo detrás del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, a quien es probable que se le prohíba presentarse.

El príncipe, descendiente de don Pedro II, estudió ciencias políticas en Stanford y trabajó en JPMorgan Chase & Co. en Londres. También dirigió el movimiento político Acorda Brasil que apoyó la destitución de la ex presidenta Dilma Rousseff. El general Mourão entró en la vida pública el año pasado con comentarios que se percibieron como favorables a la intervención militar en medio de la corrupción generalizada.

Mourão, en tanto dijo que todavía estaba esperando que se le comunicase una decisión, pero que sería "un honor y un privilegio" ser elegido.

Apoyo conservador

Bolsonaro cultivó seguidores devotos con ataques a los valores progresistas y adoptando una posición de línea dura en cuestiones de orden público. Ésa es una postura que ha resonado con muchos brasileños en medio de una oleada de crímenes violentos y revelaciones masivas de corrupción que desacreditaron al régimen político.

Cualquiera de los posibles candidatos a la vicepresidencia probablemente satisfaría a los grupos marginales de derecha que exigían la intervención militar o el regreso a la monarquía que terminó en 1889. Ninguno de los dos implicaría necesariamente muchos más votos, según Juliano Griebeler, analista político de la consultora Barral M. Jorge. "Es más una consolidación de sus propuestas y valores", dijo.