domingo 22 de mayo de 2022
BLOOMBERG
02-12-2021 10:04

Economía brasileña entra en recesión por segundo año consecutivo

La economía de Brasil cayó en una recesión superficial este año arrastrada por la sequía, una alta tasa de interés y la inflación, lo que asesta un golpe al presidente, Jair Bolsonaro, justo cuando se prepara para su campaña de reelección.

02-12-2021 10:04

La economía de Brasil cayó en una recesión superficial este año arrastrada por la sequía, una alta tasa de interés y la inflación, lo que asesta un golpe al presidente, Jair Bolsonaro, justo cuando se prepara para su campaña de reelección.

El producto interno bruto se contrajo un 0,1% en el período julio-septiembre después de registrar una caída revisada del 0,4% en el segundo trimestre. Respecto a un año, la economía creció un 4%, dijo el jueves la agencia nacional de estadísticas.

La recesión evidencia crecientes desafíos para la economía más grande de América Latina. El desempleo se sitúa sobre el 12%, la inflación anual está en un máximo de cinco años y el Banco Central ha desatado la campaña de ajuste monetario más agresiva del mundo este año. Si bien la mayoría de los países están disfrutando de un fuerte crecimiento tras la pandemia, la actividad está perdiendo impulso en Brasil a pesar del levantamiento de las restricciones por el coronavirus y una campaña de vacunación enormemente extendida.

El masivo sector agrícola de Brasil se contrajo un 8% en el trimestre en medio de una sequía, mientras que la industria no registró variación. Por otro lado, los servicios y el consumo familiar crecieron un 1,1% y un 0,9%, respectivamente, informó la agencia de estadísticas.

Jair Bolsonaro

Los desafíos de Brasil

Muchos de los problemas de Brasil que afectan a la economía son de naturaleza global: interrupciones en la cadena de suministro mundial, la sequía que ha diezmado las tierras agrícolas y el aumento de los precios de las materias primas están ayudando a alimentar la inflación, lo que se traducirá en costos de endeudamiento aún más altos. Los operadores apuestan a un alza de tasas de interés de al menos 150 puntos básicos en la reunión de política de la próxima semana, lo que llevaría la tasa Selic a 9,25%.

Sin embargo, parte de los problemas son autoinfligidos. Los inversionistas están cada vez más preocupados por las finanzas públicas a medida que el Gobierno impulsa cambios en una ley de austeridad clave para permitir que Bolsonaro aumente el gasto social antes de las elecciones de 2022. Tales preocupaciones han llevado al real a perder alrededor del 8% de su valor frente al dólar este año a pesar del aumento de las tasas de interés.

Los analistas encuestados por el Banco Central han reducido sus proyecciones de PIB durante los últimos dos meses a medida que crecen las preguntas sobre la trayectoria fiscal de Brasil. Ahora prevén que el crecimiento económico se desacelerará a menos de 0,6% el próximo año desde 4,8% en 2021.