BLOOMBERG
Política monetaria

Economistas chilenos pronostican un mayor recorte de las tasas de interés

Un relevamiento de expectativas del Banco Central de Chile reveló que se espera que continúe el sendero descendente de la tasa monetaria a medida que cede la inflación.

Banco Central de Chile
El Banco Central de Chile evalúa un cambio de estrategia. | Europa Press/Twitter

Economistas chilenos redujeron sus pronósticos de tasas de interés para fin de año después de que el banco central redujera los costos de endeudamiento en 1 punto porcentual e indicara que se producirían más recortes a medida que disminuya la inflación.

Aunque Chile impulsa la transición verde, el bono de una generadora a carbón fue la mejor apuesta este año

La encuesta de expectativas económicas del Banco Central de Chile a economistas publicada el jueves, muestra que se espera que los políticos reduzcan la tasa de referencia al 7,50% en diciembre, por debajo del pronóstico anterior, de 8%. El próximo recorte de tasas sería de 100 puntos base, mientras que se espera que la inflación anual disminuya al 4,1% a fines de año, según la encuesta.

Chile: el recorte de tasas que sorprendió a inverores

Los banqueros centrales liderados por Rosanna Costa sorprendieron a los inversionistas con el recorte de tasas de un punto al 10,25% en julio, debido a que la inflación general y la subyacente se habían desacelerado más rápido de lo previsto. La medida puso a Chile a la vanguardia del cambio de América Latina hacia la flexibilización monetaria, mientras que Brasil también recortó su tasa más de lo esperado este mes. Aun así, algunos analistas advierten que una reciente caída del peso y los aumentos en los costos de la gasolina pueden hacer que las presiones sobre los precios se afiancen.

Un recorte de tasas en Chile impulsará más ganancias para los bonos en pesos

Cómo evoluciona la inflación en Chile

La inflación anual se moderó un poco menos de lo esperado en julio, al 6,5%, según las estadísticas publicadas el martes. Eso está por debajo de un máximo de más del 14% del año pasado.

Esta semana, el peso alcanzó un mínimo del año hasta la fecha y ha caído un 5,1% a 857,2 por dólar solo en el último mes. Una moneda más débil podría estimular la inflación al encarecer las importaciones.

No obstante, esa caída puede resultar transitoria, ya que los analistas en la encuesta del banco central prevén que el peso se apreciará a 840 por dólar en dos meses.

Traducido por Paulina Steffens.