viernes 24 de septiembre de 2021
BLOOMBERG
18-08-2021 15:18
18-08-2021 15:18

Estados Unidos iniciará una campaña de vacunación de refuerzo ante la oleada Delta

La Administración de Biden comenzará esta nueva etapa de inoculación el 20 de septiembre, a medida que la variante delta del coronavirus continúa su propagación a nivel nacional.

18-08-2021 15:18

El gobierno de Estados Unidos comenzará a ofrecer vacunas de refuerzo a fines de septiembre a todos los estadounidenses vacunados, a medida que la variante delta del coronavirus continúa su propagación a nivel nacional.

En el comunicado conjunto de este miércoles, los principales funcionarios de salud pública de EE.UU. dijeron que una tercera dosis de las inyecciones de Pfizer y Moderna “será necesaria para maximizar la protección inducida por la vacuna y prolongar su durabilidad”.

“Según nuestra última evaluación, la protección actual contra enfermedades graves, hospitalización y muerte podría disminuir en los próximos meses, especialmente entre aquellos que están en mayor riesgo o fueron vacunados durante las primeras fases del lanzamiento de la vacuna”, indica el texto citando a funcionarios, incluida la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Rochelle Walensky, la comisionada en funciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos, Janet Woodcock, el Cirujano General Vivek Murthy, y el experto en enfermedades infecciosas Anthony Fauci.

EE.UU. comenzará a emitir más vacunas de refuerzo el 20 de septiembre a las personas que recibieron su segunda inyección al menos ocho meses antes. El plan aún está sujeto a una evaluación y aprobación independientes por parte de la FDA.

vacuna miami g_20210111

Los funcionarios de salud todavía están estudiando un posible refuerzo para los aproximadamente 14 millones de estadounidenses que recibieron la vacuna de dosis única de Johnson & Johnson, que no utilizó la misma tecnología de ARNm que Pfizer y Moderna. Sin embargo, dijeron que anticipan refuerzos para la inyección de J&J pues “probablemente se necesitarán”.

Ese país se enfrenta a una nueva ola de infección por COVID-19, principalmente entre los no vacunados e impulsada por la variante delta, lo que ha alimentado la preocupación por las infecciones emergentes. Las muertes también han aumentado nuevamente, incluidas 1.002 registradas el martes.

Aún así, la comunidad médica sigue dividida sobre la eficacia de las vacunas de refuerzo generalizadas, aunque los estudios continúan llegando sobre las infecciones de avance y si la eficacia de la vacuna disminuye con el tiempo, en particular para las personas mayores o más vulnerables.

Casi 170 millones de personas en Estados Unidos se han vacunado por completo, aunque solo algunas serán elegibles en los próximos meses para recibir una dosis de refuerzo.

Los funcionarios dijeron que tienen suficiente oferta para continuar con las donaciones y exportaciones a otras naciones que aún luchan por obtener vacunas. Aún así, se han enfrentado a críticas por avivar las desigualdades al repartir terceras oportunidades vacunas mientras que la gran mayoría de personas en muchos países no han tenido la primera.

Joe Biden defendió su decisión de retirar las tropas estadounidenses de Afganistán

 

Nuevos estudios sobre las vacunas

Los CDC publicaron tres estudios que muestran que las vacunas de ARN mensajero continúan brindando una fuerte protección contra la hospitalización por el virus, incluso cuando la eficacia en la prevención de infecciones ha disminuido un poco frente a la variante delta.

En un estudio, publicado en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC, investigadores encontraron que las vacunas seguían siendo 95% efectivas para prevenir la hospitalización en Nueva York a fines de julio, después de que la variante delta asumiera el control, en comparación con la misma tasa de efectividad contra hospitalización a principios de mayo.

Un segundo estudio, publicado en la misma revista, encontró que la capacidad de la vacuna para prevenir hospitalizaciones se mantuvo estable de marzo a julio, sin una disminución estadística de la eficacia en la segunda mitad del período en comparación con la primera. Tampoco hubo una disminución estadísticamente significativa en la eficacia para prevenir las hospitalizaciones en los adultos mayores, aquellos con múltiples afecciones médicas crónicas u otros subgrupos de pacientes, encontró el estudio del mundo real.

En un tercer informe, los investigadores encontraron que la eficacia de la vacuna para prevenir infecciones en hogares de personas mayores se redujo de 74,7% de antes de que delta asumiera el control en la primavera a 53,1% después de que la variante se volviera predominante en junio y julio. El estudio no pudo distinguir entre infecciones sintomáticas y asintomáticas, pero los autores concluyeron que “se podrían considerar dosis adicionales” en los residentes de hogares de ancianos.

MF CP