1st de March de 2021
BLOOMBERG METEOROLOGÍA
14-01-2021 22:30

El año 2020 igualó a 2016 como el año más caluroso desde que se tiene registro

La década que terminó en 2020 fue la más calurosa de la historia. Se registraron las temperaturas más elevadas en al menos dos milenios y posiblemente mucho más. El principal culpable del calentamiento extremo, el dióxido de carbono atmosférico.

Eric Roston
14-01-2021 22:30

La década que terminó en 2020 fue la más calurosa de la historia, con temperaturas más altas que en cualquier otro período en al menos dos milenios y posiblemente mucho más. El principal culpable del calentamiento extremo, el dióxido de carbono atmosférico, ha alcanzado un nivel que no se había observado en, al menos, 3 millones de años. Los últimos siete años son ahora los más cálidos desde que comenzaron las mediciones en el siglo XIX.

En cinco importantes grupos de datos de temperatura actualizados el jueves, 2020 terminó en un empate estadístico con 2016 como el año más caluroso que se haya registrado, alcanzando cerca de 1,2°C más que el siglo XIX. Cuatro de los cinco centros de investigación mostraron que 2020 fue un poco más frío que 2016, pero dentro de la ventana de incertidumbre. El año 2019 le sigue de muy cerca.

“Ese es el promedio mundial”, dijo Ahira Sánchez-Lugo, científica física de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, uno de los grupos científicos que informan nuevos datos anuales de temperatura. “Hay algunas regiones que se están calentando mucho más rápido”. Un grado puede parecer poco, agregó, pero “un pequeño cambio en el promedio de la temperatura global puede conducir a grandes cambios cuando se trata de clima extremo. Ya lo estamos viendo”.

Olas de calor, incendios forestales, tormentas más intensas y cambios en los patrones de lluvia y nieve apuntan a un mundo que ya enfrenta un mayor peligro. Con cada año que pasa, los científicos confían más en atribuir muchas de estas anomalías climáticas al calor atrapado en la atmósfera y los océanos.

En las temperaturas récord de 2016 influyó temporalmente El Niño, el fenómeno natural del Océano Pacífico que eleva los termómetros. Ese no fue el caso en 2020, que no solo careció de la tendencia al calentamiento irregular, sino que también contó con la participación de La Niña, que comenzó en agosto.

Las temperaturas del océano también alcanzaron un nuevo máximo en 2020, según otro estudio publicado esta semana.

Los datos de temperatura han confirmado muchas de las proyecciones realizadas por los investigadores del clima. El trabajo continúa en la comunidad de la ciencia del clima, y se esperan los próximos informes del Panel Intergubernamental en Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), respaldado por las Naciones Unidas, para este año y el próximo.

La NOAA ya le da a 2021 un 99,6% de posibilidades de ser uno de los 10 años más calurosos. Pero es probable que no se rompa otro récord. Con La Niña, este año tiene solo un 7,4% de posibilidades de superar las temperaturas de 2020 y 2016.