lunes 08 de agosto de 2022
BLOOMBERG Bank Of America

Los inversionistas redujeron su exposición a activos de riesgo a niveles inéditos

Las expectativas de crecimiento y ganancias globales se hundieron a un mínimo histórico, mientras que las expectativas de recesión están en su punto más alto desde la desaceleración provocada por la pandemia.

19-07-2022 09:21

Los inversionistas redujeron su exposición a activos de riesgo a niveles que no se vieron ni siquiera durante la crisis financiera mundial, en una señal de capitulación total en medio de una perspectiva económica “nefasta”, según la encuesta mensual de administradores de fondos de Bank of America Corp.

Las expectativas de crecimiento y ganancias globales se hundieron a un mínimo histórico, mientras que las expectativas de recesión estaban en su punto más alto desde la desaceleración provocada por la pandemia en mayo de 2020, escribieron en una nota los estrategas liderados por Michael Hartnet.

La asignación de los inversionistas a acciones se desplomó a niveles vistos por última vez en octubre de 2008, mientras que la exposición al efectivo aumentó al nivel más alto desde 2001, según la encuesta. Un 58% neto de los administradores de fondos dijeron que están tomando menos riesgos de lo normal, un récord que superó los niveles de la encuesta durante la crisis financiera global.

El dólar, fuera del control oficial

La encuesta de Bank of America, que incluyó a 259 participantes con US$722.000 millones bajo gestión durante la semana hasta el 15 de julio, dijo que ahora se considera que la alta inflación es el mayor riesgo de cola, seguida de una recesión mundial, bancos centrales restrictivos y eventos crediticios sistémicos.

Al mismo tiempo, la mayor cantidad de inversionistas desde la crisis financiera mundial apuestan a que la inflación será menor el próximo año, lo que significa tasas de interés más bajas, según la encuesta.

Los resultados de la encuesta destacan la fuga de este año de los activos de riesgo, que ha llevado al índice S&P 500 a un mercado bajista y a las acciones europeas a su peor caída en seis meses desde 2008. Aunque vuelve a surgir el optimismo de que la inflación estadounidense podría estar llegando a su punto máximo, la percepción sigue siendo moderada y los riesgos en torno a una posible contracción económica siguen siendo altos. Una inminente crisis energética en Europa también se ha sumado a la incertidumbre.

Hay 16 nuevos Cedears para invertir: ¿Cuáles son los más atractivos?

Los estrategas de Bank of America dijeron que su indicador personalizado sigue estando en “máximo bajista”, lo que podría ser una señal contraria para un repunte a corto plazo.

“Los fundamentos de la segunda mitad de 2022 son malos, pero la percepción indica que las acciones y el crédito subirán en las próximas semanas”, escribieron los estrategas.

Las acciones estadounidenses han intentado recuperarse en julio después del peor primer semestre del S&P 500 desde 1970 y los futuros del índice de referencia subían un 0,9% a las 6:31 a.m. en Nueva York, lo que preparó a las acciones para reanudar las ganancias después de que cayeron el lunes. Los escasos volúmenes después de la liquidación de este año han dejado al mercado propenso a oscilaciones rápidas y una medida muestra que el S&P 500 está en camino a su año más volátil desde la crisis financiera mundial.