jueves 23 de septiembre de 2021
BLOOMBERG Pandemia de coronavirus
09-08-2021 14:55
09-08-2021 14:55

La estrategia de "cero Covid-19" podría aislar a China durante años

El problema son los crecientes costos económicos y políticos de mantener esta política de manera indefinida. De seguir con esta idea, se prevé que el crecimiento se ralentice mientras las presiones inflacionarias se recuperan.

09-08-2021 14:55

Mientras la mayor parte del mundo aprende a vivir con el covid-19, China se esfuerza por eliminar el virus a largo plazo, un enfoque que podría aislar a la segunda economía más grande del mundo en los próximos años.

Este mes, la variante delta apareció en más de la mitad de las 31 provincias de China a pesar de controles fronterizos herméticos, lo que provocó otra ronda de cierres selectivos, restricciones de viaje y pruebas masivas en todo el país. Si bien el brote es el más extendido en China desde el inicial en Wuhan el año pasado, la Organización Mundial de la Salud dijo que los casos totales el viernes pasado fueron de 141, alrededor del 0,01% de las nuevas infecciones ese día en Estados Unidos.

Las medidas rigurosas para controlar un número de casos relativamente bajo en un país con una de las tasas de vacunación más altas muestran cuan comprometido políticamente se ha vuelto el Partido Comunista para lograr llegar a cero contagios por covid-19. Las autoridades chinas pregonan cada vez más su éxito en la contención del virus como una victoria ideológica y moral sobre EE.UU. y otros países que ahora tratan al covid-19 como endémico.

Covid-19: "Quizás nunca sepamos los orígenes del virus", afirmó un experto en murciélagos

A corto plazo, las autoridades chinas tienen un incentivo para mantener controles estrictos al menos hasta el próximo año: no quieren que ningún brote importante desvíe los Juegos Olímpicos de Invierno o empañe un congreso del Partido que se realiza cada cinco años y en el que se espera que el presidente Xi Jinping obtenga un tercer mandato. No obstante, el problema son los crecientes costos económicos y políticos de mantener esta política de manera indefinida, particularmente a medida que el virus genera nuevas variantes que pueden superar más fácilmente las restricciones.

“China tendrá que modificar su estrategia de contención, tarde o temprano —se puede lograr cero covid por un tiempo, pero no por siempre, porque el virus llega antes de que uno se dé cuenta”, dijo Chen Zhengming, profesor de epidemiología en la Universidad de Oxford. “Mi preocupación es que no buscarán activamente un cambio de táctica ya que la estrategia covid cero se ha arraigado en la mentalidad”.

Actualmente, es casi tabú en China sugerir un enfoque diferente. En un comentario publicado durante el fin de semana por una aplicación de noticias de salud dirigida por el periódico oficial People’s Daily, el exministro de Salud Gao Qiang pidió medidas más fuertes para mantener el virus fuera de China a la vez que criticaba a EE.UU., Reino Unido y otros países por flexibilizar las precauciones demasiado pronto.

“Depender exclusivamente de la vacunación y la búsqueda de la llamada ‘coexistencia con el virus’ ha llevado a un resurgimiento del virus”, escribió. “Este es un paso en falso en las decisiones sobre el covid causado por las deficiencias en su mecanismo político y el resultado de defender el individualismo”.

Analizan desarrollar vacunas dirigidas especialmente a combatir la variante Delta

Después de que se publicó el artículo de Gao, usuarios chinos de redes sociales comenzaron a atacar a Zhang Wenhong, director de enfermedades infecciosas del Hospital Huashan de Shanghái, quien había pedido anteriormente a las autoridades chinas que encontraran “la sabiduría para coexistir con el virus a largo plazo”.

China no es el único país que ha intentado acabar con el virus. Singapur, Australia y Nueva Zelanda también se adhieren a la estrategia denominada covid cero. Pero a medida que el resto del mundo abre sus puertas y la perspectiva de la eliminación global se reduce, otros comienzan a alejarse de una serie de jugadas que evitó las muertes pero dejó al país aislado y obsesionado con el recuento de casos.

El compromiso de China con la estrategia cero covid tiene implicaciones para los inversionistas, muchos de los cuales se están recuperando de la enorme represión de Xi contra las empresas de tecnología que en un momento borró US$1,5 billones de las acciones chinas. Los riesgos económicos se acumulan en el segundo semestre del año, y se prevé que el crecimiento se ralentice mientras las presiones inflacionarias se recuperan. Goldman Sachs Group Inc. y Nomura Holdings Inc. rebajaron los pronósticos de crecimiento de China este mes por las medidas de Pekín para frenar el virus.