sábado 03 de diciembre de 2022
BLOOMBERG Internacional

Expresidente del banco central de Brasil quiere despolitizar el BID

La nominación de Ilan Goldfajn fue objeto de recelo porque proviene del gobierno del presidente derechista Jair Bolsonaro.

15-11-2022 18:30

El expresidente del banco central de Brasil que compite por liderar el principal banco de desarrollo de América Latina dijo que la institución necesita superar los conflictos políticos históricos entre izquierda y derecha de la región para abordar los desafíos que van desde la pobreza hasta el cambio climático.

Ilan Goldfajn tiene una extensa carrera tanto en el sector público como en el privado a la que recurrir en su intento por liderar el Banco Interamericano de Desarrollo. El actual director del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional está en su segundo período en el banco después de trabajar en la crisis de Asia de fines de la década de 1990. Su currículum también incluye un período como economista jefe de Itaú Unibanco Holding SA y presidente de Credit Suisse Group AG en Brasil.

Presidencia del BID: el gobierno espera que México baje a su candidato y apoye a Todesca Bocco

Pero su nominación ha sido objeto de escrutinio porque proviene del Gobierno del presidente derechista Jair Bolsonaro, que deja el cargo en seis semanas. Miembros del equipo de transición del presidente electo de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva intentaron sin éxito retrasar la votación del BID hasta enero para que el líder entrante pudiera opinar sobre el candidato y la votación de Brasil.

Goldfajn, de 56 años, dijo que nunca ha sido miembro de un partido político y promete que si es elegido el domingo, los proyectos y los préstamos serán impulsados por datos, evidencia y evaluación del desempeño.

El Gobierno presentará a Cecilia Todesca como candidata a presidenta del BID

El BID debería ser menos ideológico, más técnico, más atento al impacto en el desarrollo”, dijo Goldfajn en una entrevista realizada el lunes en Washington. “Elegir a alguien como yo enviaría la señal correcta a la región” acerca de colocar la experiencia y la capacidad por encima de la política, dijo.

Goldfajn dice que, de ser elegido, sus prioridades para el BID son claras: combatir la desigualdad y mejorar la producción y el abastecimiento de alimentos para la región; desarrollar la resiliencia de las naciones ante los impactos ambientales y ayudar a los productores de combustibles fósiles a realizar una transición responsable hacia los combustibles renovables; invertir en infraestructura física y digital para atraer capital privado e innovación.