25th de February de 2021
BLOOMBERG
13-05-2020 18:02

Inquietud por precisión de prueba rápida de COVID-19 de Abbott

La prueba de coronavirus de Laboratorios Abbott utilizada en la Casa Blanca para obtener resultados rápidos sobre si alguien está infectado puede ignorar hasta la mitad de los casos positivos, según un informe de la Universidad de Nueva York, que la compañía cuestionó de inmediato.

Michelle Cortez, Robert Langreth y Kristen V. Brown
13-05-2020 18:02

La prueba de coronavirus de Laboratorios Abbott utilizada en la Casa Blanca para obtener resultados rápidos sobre si alguien está infectado puede ignorar hasta la mitad de los casos positivos, según un informe de la Universidad de Nueva York, que la compañía cuestionó de inmediato.

El análisis, que aún no se ha confirmado, encontró que la prueba ID NOW de Abbott omitió al menos un tercio de los casos positivos detectados con una prueba similar y un 48% si se compara con las pruebas, actualmente recomendadas, que utilizan hisopos nasales secos, según el informe en BioRxiv, un servidor donde los investigadores publican sus trabajos antes de que éstos sean revisados por sus pares.

Abbott dijo que los investigadores no utilizaron la prueba como se debía y que la tasa de falsos negativos, según lo informado a la compañía, es del 0,02%.

Las acciones de la compañía bajaron 2,2% a US$91,71 a las 2:47 p.m. en Nueva York. Han subido 5,7% este año.

La Casa Blanca con frecuencia hace pruebas al personal, gobernadores, legisladores, reporteros y otras personas que entran en contacto cercano con el presidente, Donald Trump, utilizando ID Now. La máquina de prueba, que es aproximadamente del tamaño de una tostadora, es portátil y no requiere hisopos nasales profundos, que “no son nada agradables” según el presidente.

Trump promocionó la máquina Abbott con gran fanfarria en el Jardín de Rosas de la Casa Blanca después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos del país la aprobara para uso de emergencia, diciendo que podría ser un regalo del cielo para hospitales y lugares de trabajo porque “ofrece resultados rápidos en tan solo cinco minutos”.

La Casa Blanca declinó hacer comentarios sobre el estudio, remitiendo las preguntas a la Administración de Alimentos y Medicamentos. La agencia está “revisando la información en este estudio que aún no es revisado por pares”, dijo una portavoz el miércoles.

Los resultados del estudio de NYU, si se confirman, indican que la prueba aún puede registrar altas tasas de falsos negativos a pesar de los cambios recomendados por la compañía para evitar tal problema. En abril, después de que otros investigadores académicos expresaran su preocupación sobre el problema, Abbott les dijo a los médicos que evitaran almacenar muestras en los llamados medios de transporte, un líquido utilizado para contener la muestra, ya que eso podría diluir la prueba y conducir a falsos negativos.

Pero cuando los autores de NYU intentaron aplicar los cambios y evitar falsos negativos mediante el uso de hisopos secos, el desempeño fue aún peor. La prueba no detectó el virus en 48% de las muestras que resultaron positivas con Cepheid GeneXpert, una prueba de referencia estándar vendida por Danaher Corp. El estudio de NYU aún no ha sido revisado por expertos externos ni publicado en una revista científica.

Abbott dijo que sus científicos aún están revisando el documento de12 páginas. Ha distribuido alrededor de 1,8 millones de pruebas de ID NOW y dijo que no se ha encontrado con el problema identificado por el informe de NYU.

“No está claro si las muestras se analizaron correctamente y estamos evaluando los resultados en profundidad”, dijo Darcy Ross, una portavoz de Abbott. “La prueba está funcionando como se espera cuando se usa correctamente”.

Prueba en terreno

ID Now de Abbott es una prueba que se puede realizar rápidamente en un centro de atención médica. Otras pruebas requieren que se envíe una muestra a un laboratorio y los resultados están disponibles después de varios días. La detección rápida ha sido ampliamente considerada como un factor clave para acelerar los esfuerzos de pruebas de EE.UU., para dar respuestas de manera más eficiente y dirigir los recursos a aquellos que están realmente enfermos.

Sin embargo, las preocupaciones sobre los falsos negativos ponen en duda si la prueba de Abbott podrá aliviar la presión a los esfuerzos de pruebas según lo previsto.

Los falsos negativos pueden dificultar el diagnóstico de la enfermedad, ocultar el alcance total de un brote y aumentar el potencial de que las personas enfermas puedan propagar un patógeno sin saberlo.

Médicos de hospitales de todo el país informaron que en algunas ocasiones los pacientes dieron resultados negativos varias veces antes de dar positivo. En cambio, algunos médicos recurrieron a otros métodos de diagnóstico, como radiografías de tórax o tomografías computarizadas.