sábado 10 de abril del 2021
BLOOMBERG Estreno complicado en Davos
22-01-2019 15:55

Bolsonaro: "Si se prueba que mi hijo se equivocó, debe pagar como todos"

En la Cumbre suiza, el líder brasileño se ve obligado a hablar de la investigación por corrupción que apunta a su hijo mayor. Sospechas de lavado de dinero.

Simone Preissler Iglesias
22-01-2019 15:55

El sueño del presidente brasileño Jair Bolsonaro de convertirse en una de las figuras centrales de la Cumbre de Davos afronta un riesgo inesperado: la investigación por presunta corrupción que apunta a su hijo mayor , el senado electo Flavio Bolsonaro, y los manejos financieros en los que también está involucrado el chofer y ex asesor del legislador, Fabrício Queiroz. En cada contacto con la prensa, el mandatario debe responder sobre el asunto, situación que eclipsa el clima de negocios que esperaba darle a su primer viaje a Davos como presidente, y la situación escaló hasta el punto que este miércoles le dijo a Bloomberg que "si se prueba que Flavio se equivocó, lo lamento como padre, pero tendrá que pagar como todos por sus actos".

El feroz discurso anticorrupción con el que Bolsonaro llegó al poder se convierte así en un arma de doble filo cuando la que está en el medio es su familia, y la prensa brasileña dedica amplios espacios destacando que Flavio Bolsonaro enfrenta una investigación por transacciones bancarias sospechosas de cuando era miembro de la asamblea estatal de Río de Janeiro.

La intervención en el tema de un juez de la Corte Suprema, Luiz Fux, accediendo a un pedido de Falvio Bolsonaro para que se suspensa la investigación a raíz de su posición como legislador solo ha servido para despertar más sospechas y un mayor interés en los medios. Del mismo modo, las entrevistas a las estaciones de televisión durante el fin de semana, en lugar de testimonios a los fiscales, han suscitado más dudas entre sus partidarios en las redes sociales.

Un escándalo de corrupción ya amenaza a Jair Bolsonaro

Janaina Paschoal, quien hizo campaña para Bolsonaro y fue la diputada de la Cámara Baja más votada en las elecciones de octubre pasado, se pronunció en contra del tratamiento judicial especial en la Corte Suprema y en favor de levantar el secreto bancario de Flavio y otros legisladores.

En entrevistas con medios locales, Flavio Bolsonaro ha negado cualquier delito y asegura que está "siendo perseguido", pero no respondió a un mensaje donde se solicitaba comentarios para esta historia. Jair Bolsonaro llegó al poder con la promesa de combatir el crimen y la corrupción, luego de que sectores de la élite política y económica de Brasil se vieran implicados en 'Lava Jato', el peor escándalo de sobornos en la historia del país. Las acusaciones dirigidas a Flavio Bolsonaro, junto con sus intentos de hacer retroceder la investigación, están alejando a algunos de los partidarios del presidente y corren el riesgo de debilitar su poder político al principio de su mandato.  Las acusaciones de corrupción contra el antecesor de Bolsonaro, Michel Temer, entorpecieron su ambiciosa agenda de reformas.

Un elemento central de la investigación es un informe del ente antilavado del gobierno según el cual Flavio Bolsonaro recibió 48 depósitos de 2.000 reales durante un periodo de un mes, de junio a julio de 2017.

Un asesor de Bolsonaro, el citado Queiroz, está bajo investigación luego de que una pesquisa preliminar mostrara que pasaron por su cuenta 1,2 millones de reales, una cantidad incompatible con su salario y otros ingreso.

Las diez claves del discurso de Jair Bolsonaro

Para el presidente, la situación se complica por el hecho de que las acusaciones involucran a su hijo, en lugar de a un ministro que podría ser despedido, según Mauricio Santoro, profesor de relaciones internacionales en la Universidad Estatal de Río de Janeiro.

Queiroz figura en un informe del Consejo de Actividades Financieras (COAF), que apuntó operaciones bancarias sospechosas de 74 servidores y ex servidores de la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro (Alerj).

"Esta administración es un negocio familiar, y sus hijos están directamente involucrados en el gobierno", explica. "Esto podría ser un problema para los esfuerzos del ministro de Economía, Paulo Guedes, de aprobar reformas, porque sugiere una falta de estabilidad política". El jefe del opositor Partido de los Trabajadores en la cámara baja, Paulo Pimenta, aseguró el lunes que no se puede descartar una investigación del Congreso sobre el tema.

En esta Nota