05 dic 2020
BLOOMBERG |Pandemia de COVID-19
viernes 20 noviembre, 2020

La esperanza por la vacuna es grande pero ¿podrán detener al coronavirus?

Las vacunas en desarrollo de Moderna Inc. y de la asociación entre Pfizer Inc. y BioNTech SE han demostrado un éxito preliminar sorprendente en la reducción de enfermedades en pacientes contagiados.

Sam Fazeli

Las vacunas contra el COVID-19 prometen mitigar la pandemia que azota al mundo Foto: AFP

Las vacunas contra el covid-19, ahora más próximas que nunca de estar disponibles, son la herramienta principal para ayudar a controlar el virus y permitir que las personas regresen a algo que se parezca a la vida antes de la pandemia. Sin embargo, a pesar de las buenas noticias recientes sobre su progreso, no está claro si realmente pueden cumplir la promesa de un regreso a la normalidad. ¿Por qué? Debido a que si bien algunas vacunas han demostrado ser efectivas para proteger contra los síntomas del covid-19, aún no han demostrado que puedan detener la propagación del virus. De hecho, algunos fabricantes de vacunas ni siquiera lo han probado. Y eso es un problema.

Las vacunas en desarrollo de Moderna Inc. y de la asociación entre Pfizer Inc. y BioNTech SE han demostrado un éxito preliminar sorprendente en la reducción de enfermedades en pacientes contagiados. Esta semana, Pfizer reveló que su vacuna fue 94% efectiva en sujetos de prueba mayores de 65 años, el grupo demográfico que más necesita la vacuna. Todavía queda mucho por saber, entre otras cosas, cuánto pueden proteger estas inoculaciones a largo plazo. Pero hasta ahora, hay razones para creer que las vacunas inducirán el tipo de inmunidad que han desarrollado los sobrevivientes del covid-19. En cuanto a las posibles mutaciones del virus, las últimas tecnologías de vacunas parecen tener la capacidad de hacer frente a ellas por ahora.

No obstante, lo que aún se desconoce es si las vacunas también previenen la transmisión del virus. ¿Las personas vacunadas que nunca desarrollan síntomas de covid-19 de todas formas portan el virus y se lo transmiten a otros? Esta es una pregunta importante, especialmente si muchas personas se niegan a vacunarse. Muchas encuestas de opinión pública han encontrado que una proporción significativa de personas es escéptica a las vacunas, o al menos tiene algunas dudas. Pero si una vacuna no reduce significativamente la transmisión viral, deja a los no inmunizados relativamente vulnerables. Y si el coronavirus continúa transmitiéndose de persona a persona, tiene una mejor oportunidad de seguir mutando y potencialmente evadir nuestras defensas.

Coronavirus: la vacuna de Oxford y AstraZeneca logró respuesta inmune en el 99% de los participantes

¿Es posible asegurarse de que una vacuna pueda bloquear la transmisión? Eso es algo difícil de hacer por completo porque requiere que la vacuna impida que el virus se replique, incluso en los espacios abiertos de la nariz y la garganta, donde es difícil que las vacunas ejerzan sus efectos. Sin embargo, es posible. La lógica sugiere que una vacuna capaz de desencadenar una respuesta inmune muy fuerte también proporcionaría la llamada inmunidad esterilizante, es decir, que bloquea la transmisión. Entre las muchas vacunas que actualmente están en desarrollo, se ha descubierto que Novavax Inc. ha inducido los niveles más altos de anticuerpos, incluso después de tener en cuenta las diferencias en la forma en que se miden los anticuerpos.

Los estudios preclínicos también han demostrado que algunas de las vacunas en desarrollo lograron la supresión viral completa en monos. Johnson & Johnson, Novavax y Pfizer-BioNTech lograron erradicar virtualmente el virus de las vías respiratorias de los animales. (Las vacunas en desarrollo de AstraZeneca Plc y Moderna no lograron esto). Pero, por supuesto, no se trata de ensayos en humanos.

Desafortunadamente, aún no es posible descubrir si las vacunas pueden producir una inmunidad esterilizante basándose en los ensayos clínicos actuales, ya que no se han desarrollado para proporcionar esa información. Si a los participantes se les hubieran tomado muestras con hisopos nasales de forma semanal, los científicos podrían comparar las cargas virales en los sujetos vacunados y los no vacunados que desarrollaron covid-19. Pero los ensayos de Pfizer-BioNTech y Moderna requirieron pruebas con hisopos nasales solo en los días de vacunación y luego nuevamente si los sujetos informaban síntomas.

La OMS advirtió que la vacuna por sí sola no bastará para vencer al Covid

En este punto, la única manera de averiguar si las vacunas confieren inmunidad esterilizante es haciendo otro ensayo. Dada la importancia de lo que está en juego, esto podría estar justificado. Mientras tanto, las compañías que están a punto de comenzar una prueba en etapa final, como Novavax, tienen el tiempo y la oportunidad de incluir pruebas con hisopos de forma semanal en sus protocolos. Es algo que deberían considerar.

Mientras tanto, ¿en qué situación quedamos con eso? Está claro que todos estaremos mejor con vacunas que sin ellas, pero si el virus aún puede propagarse y posiblemente mutar, entonces no podemos bajar la guardia incluso cuando se distribuyan las vacunas. Mientras la vacuna no se administre de forma generalizada, nuestra mejor defensa sigue siendo usar tapabocas y otras medidas de mitigación, así como pruebas rigurosas y regímenes de seguimiento para identificar y sofocar mejor los brotes.

La noticia de la vacuna ha sido mucho mejor de lo que nadie se había atrevido a imaginar, pero sin saber más sobre lo que la vacuna puede hacer, aún queda trabajo duro por delante en la guerra contra el covid-19.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5200

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.