jueves 11 de agosto de 2022
BLOOMBERG Desnutrición y cambio climático

La ONU asegura que la lucha contra el hambre y las emisiones agrícolas "van por mal camino"

Un compromiso de las Naciones Unidas para eliminar el hambre para 2030 parece estar fuera de alcance, ya que los países de bajos ingresos luchan para poder acceder a una mejor alimentación.

29-06-2022 13:16

El sector agrícola mundial no erradicará el hambre para fines de la década ni cumplirá los objetivos climáticos del Acuerdo de París sin realizar cambios importantes, advirtieron el miércoles agencias clave.

Un compromiso de las Naciones Unidas para eliminar el hambre para 2030 parece estar fuera de alcance, ya que las naciones de bajos ingresos luchan para poder acceder a una mejor alimentación, dijo su Organización para la Agricultura y la Alimentación en un informe conjunto con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. Las emisiones de gases de efecto invernadero de la agricultura también continúan aumentando a su ritmo habitual.

Los desafíos son dos de los problemas más vitales que enfrenta el sector alimentario mundial. Revertir las tendencias actuales para cumplir con ambos objetivos requeriría un aumento del 28% en la productividad agrícola esta década, el triple de la tasa de los últimos diez años, lo que destaca la escala del problema.

Donald Trump abandonó el acuerdo de París sobre el cambio climático

La lucha contra el hambre ha atraído una mayor atención este año, ya que la invasión rusa de Ucrania restringió las exportaciones de uno de los mayores proveedores de cultivos del mundo, elevando la inflación de los alimentos y dejando potencialmente a millones de personas más en estado de desnutrición. Los obstáculos de la cadena de suministro y el clima errático también ejercen presión sobre el suministro global.

El aumento de los precios de los cultivos puede resultar temporal, suponiendo el fin de la guerra, según el informe. Aún así, es probable que los costos de los granos se mantengan altos hasta 2023.

Según el informe, mejorar el acceso a los alimentos a través de redes de seguridad social y programas de distribución, especialmente para los más vulnerables, es clave para reducir el hambre en el mundo. Frenar emisiones, reducir el desperdicio de alimentos y limitar la ingesta de calorías en los países ricos son medidas necesarias para cumplir los objetivos climáticos, dijo.