jueves 30 de junio de 2022

Mensajes contradictorios de Elon Musk sobre Tesla desatan confusión

Elon Musk puso al personal de Tesla Inc., a los inversionistas y a los observadores de los vehículos eléctricos en una montaña rusa con sus mensajes contradictorios sobre posibles recortes de empleos, evidenciando la naturaleza a veces errática de su liderazgo y enturbiando las perspectivas del fabricante de automóviles.

06-06-2022 14:11

Elon Musk puso al personal de Tesla, a los inversionistas y a los observadores de los vehículos eléctricos en una montaña rusa con sus mensajes contradictorios sobre posibles recortes de empleos, evidenciando la naturaleza a veces errática de su liderazgo y enturbiando las perspectivas del fabricante de automóviles.

El director ejecutivo twitteó el sábado que la fuerza laboral total de Tesla aumentará en los próximos 12 meses, mientras que sus filas asalariadas se mantendrán relativamente sin cambios. Esto siguió a su mensaje del viernes a los empleados de que el 10% de los trabajadores asalariados perderían sus puestos de trabajo, aclarando un memorando anterior que sugería que se harían recortes en toda la empresa. Según las personas que recibieron el segundo correo electrónico, Musk dijo que aunque Tesla tiene exceso de personal en algunas áreas, los recortes no se aplicarán a las personas que ensamblan vehículos o paquetes de baterías.

Elon Musk dio un polémico ultimátum a trabajadores: vuelven a la oficina o deben renunciar

Las acciones de Tesla llegaron a subir un 3% a US$724,33 a las 9:35 a.m. en Nueva York. Aunque, la acción ha caído más de un 30% en lo que va de 2022.

El aparente intento de Musk de suavizar el impacto para los aproximadamente 100.000 trabajadores de Tesla aumentó la confusión para los accionistas y los observadores que se preparan para señales de una desaceleración de los vehículos eléctricos. Reuters informó que Musk dijo a algunos ejecutivos que estaba reduciendo el personal porque tenía un “súper mal presentimiento” sobre la economía.

“El mensaje contradictorio de Musk ha creado mucha confusión”, dijo Daniel Ives, analista de Wedbush Securities en Nueva York. “Creemos que Musk intentó enviar una señal a la base de empleados, le salió el tiro por la culata y ahora se ha retractado de sus palabras”. Ives calificó la saga como “otra extraña telenovela”.

Elon Musk
Elon Musk advirtió que en Tesla deberían recortarse unos 10 mil empleados de los 100 mil con los que cuenta el personal asalariado.

Musk, un prolífico twittero con más de 96 millones de seguidores, tiene un historial de convulsionar los mercados con misivas sobre asuntos financieros y estratégicos, incluyendo su ahora infame publicación de 2018 en la que afirmó haber obtenido financiamiento para una posible compra de Tesla. Ese tweet lo metió en problemas con los reguladores.

El año pasado, el empresario encuestó a los usuarios de Twitter sobre si debería vender el 10% de su participación en Tesla antes de deshacerse de miles de millones de dólares en acciones.

La persona más rica del mundo también ha causado problemas con su propuesta de adquisición por US$44.000 millones de Twitter Inc. El acuerdo fue aprobado la semana pasada por las autoridades antimonopolio de Estados Unidos, pero aún no se ha cerrado. El mes pasado, Musk sembró dudas sobre sus intenciones cuando twitteó que el acuerdo estaba “en suspenso” mientras investigaba cuántas de sus cuentas eran bots.

Elon Musk perdió miles de millones de dólares por una demanda de abuso sexual

En su última serie de comunicados, no está claro hasta qué punto Musk, de 50 años, está tratando de evitar la complacencia dentro de la fuerza laboral de Tesla, o de recortar gastos ante la recesión económica, la aceleración de la inflación y el aumento de las tasas de interés.

Para enturbiar más las cosas, el sitio web chino Jiemian informó el lunes que Tesla sigue contratando a un “gran número” de trabajadores en China, en su mayoría ingenieros. Musk ha elogiado recientemente a los empleados de Tesla en China, muchos de los cuales han estado viviendo en la fábrica de la empresa en Shanghái para mantener la producción durante los cierres por Covid-19, al tiempo que ha exhortado al personal estadounidense a volver a la oficina.

“Tesla es un barómetro para las acciones de vehículos eléctricos, por lo que si están tomando medidas para conservar efectivo, apunta a una perspectiva débil”, dijo Steve Man, analista del sector automotriz de Bloomberg Intelligence. “El anuncio de Tesla pondrá las perspectivas de ventas en el radar de los inversionistas”.