jueves 08 de diciembre de 2022
BLOOMBERG Petróleo

Los mercados de crudo están bajo presión con las existencias en niveles muy bajos

Los inventarios de petróleo en los países desarrollados se desplomaron a su nivel más bajo desde 2004, lo que deja a los mercados mundiales vulnerables mientras entran en vigor las sanciones a las exportaciones rusas, según la Agencia Internacional de Energía.

15-11-2022 12:00

Los inventarios de petróleo en los países desarrollados se desplomaron a su nivel más bajo desde 2004, lo que deja a los mercados mundiales vulnerables mientras entran en vigor las sanciones a las exportaciones rusas, según la Agencia Internacional de Energía.

El suministro de combustible diésel, utilizado en camiones, se encuentra “excepcionalmente ajustado” y es posible que los precios deban subir aún más para controlar la demanda, dijo en su informe mensual la agencia con sede en París.

Sensible petróleo de los parias

“Los mercados petroleros permanecen finamente equilibrados de cara a los meses de invierno”, señaló la AIE, que asesora a la mayoría de las principales economías. “Los próximos embargos de la UE sobre el crudo y los productos petroleros rusos, y una prohibición a los servicios marítimos, agregarán más presión sobre los balances mundiales de petróleo”.

Los precios internacionales del petróleo se mantienen por encima de los US$90 el barril, incluso después de un retroceso reciente, lo que aviva la inflación y representa un obstáculo para la actividad económica. No obstante, la alianza de la OPEP+, liderada por Arabia Saudita, anunció recortes de producción para este mes y el próximo, una medida que la AIE ha dicho que el grupo de productores debería reconsiderar.

El consumo de combustible ya está mostrando señales de tensión debido a los elevados precios, y la agencia estima que la demanda mundial se contraerá en 240.000 barriles por día este trimestre frente a un año antes. La demanda promediará 100,7 millones de barriles por día en el período.

Las reservas de petróleo combinadas de los gobiernos y la industria en los países desarrollados han caído por debajo de los 4.000 millones de barriles por primera vez en 18 años, tras disminuir en 177 millones de barriles este año luego de que Estados Unidos y otros consumidores recurrieran a sus reservas estratégicas para mantener los precios del combustible bajo control.

Video: dos activistas atacaron una obra maestra de Klimt en Viena

Las existencias de destilados, que incluyen el diésel, están en su nivel más bajo en varias décadas. Los suministros del combustible, ya ajustados por cierres de refinerías y el repunte de la demanda posterior al covid, se han visto presionados aún más por la interrupción de los envíos rusos.

“El aumento de la capacidad de refinación a la larga ayudará a aliviar las tensiones del diésel”, señaló la AIE. “Sin embargo, hasta entonces, si los precios suben demasiado, podría ser inevitable una mayor destrucción de la demanda para que se eliminen los desequilibrios del mercado”.

Sanciones a Rusia

Los inventarios de petróleo podrían reducirse aún más con el inicio el próximo mes de medidas de la Unión Europea que apuntan a castigar a Rusia por su invasión a Ucrania, advirtió la AIE.

La producción rusa está en camino de caer un 15% más a principios del próximo año, pronostica la agencia. No obstante, la producción hasta ahora se ha mantenido relativamente sólida en cerca de 11 millones de barriles por día, desafiando las predicciones de la AIE, y las exportaciones incluso aumentaron en octubre.

Los suministros de las contrapartes de Rusia en la alianza de la OPEP+ también se reducirán después de que el grupo anunciara el 5 de octubre fuertes recortes a la producción que entrarán en vigor este mes y el próximo.

La decisión de la coalición generó duras críticas del presidente de EE.UU., Joe Biden, quien acusó al líder del grupo, Arabia Saudita, de poner en peligro el crecimiento global y de ser cómplice de la guerra del Kremlin en Ucrania. El director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, dijo la semana pasada que la OPEP+ debería “repensar” sus acciones.

Se implementará cerca de la mitad del recorte de 2 millones de barriles por día prometido por la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, ya que la mayor parte de los miembros ya está extrayendo menos que sus objetivos de producción, según la AIE. Arabia Saudita y los vecinos Emiratos Árabes Unidos harán las mayores reducciones.

El ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salmán, ha defendido los recortes y, la semana pasada, en las conversaciones climáticas de la COP27 en Egipto, dijo que eran necesarios para compensar las incertidumbres económicas extremas. El propio informe mensual de la OPEP, publicado el lunes, también respalda esa lógica al hacer un recorte sustancial a sus previsiones de demanda.

lr