sábado 28 de enero de 2023

Meta frenó la ampliación de su centro de datos en Dinamarca

Meta Platforms Inc ha detenido la construcción de dos nuevos centros de datos en Dinamarca, cancelando un contrato de 2.400 millones de coronas (US$342 millones) que firmó en agosto con el contratista Per Aarsleff Holding A/S.

15-12-2022 13:30

Meta Platforms ha detenido la construcción de dos nuevos centros de datos en Dinamarca, cancelando un contrato de 2.400 millones de coronas (US$342 millones) que firmó en agosto con el contratista Per Aarsleff Holding A/S.

Per Aarsleff recibió la notificación de la rescisión de un contrato para ampliar un centro de datos en Odense, según informó el constructor danés en un comunicado el martes por la noche. La matriz de Facebook e Instagram le confirmó a  Bloomberg News este jueves que había dejado de desarrollar el centro en cuestión.

Meta opera dos grandes centros de datos en su campus de Odense y tiene previsto terminar un tercero el año que viene. El proyecto cancelado habría construido dos edificios adicionales para alojar servidores y su apertura estaba prevista para finales de 2025.

Las obras de ampliación habían comenzado, y ya se habían instalado cimientos, alcantarillas, cables, una cantina y plazas de aparcamiento para 1.000 coches.

Meta se encamina a cerrar su peor año con pérdidas cercanas al 75%

“Hemos decidido no seguir adelante con la ampliación prevista de más de tres edificios”, confirmó Peter Münster, portavoz de Meta, en un comunicado.

Münster explicó que la medida formaba parte de una serie de pasos anunciados recientemente para crear “una organización más racionalizada” y que la compañía está reexaminando los planes de desarrollo para asegurarse de que está construyendo una “nueva generación” de centros de datos diseñados para manejar las cargas de trabajo de IA.

Datacenter Dynamics informó por primera vez de los planes de Meta para revisar sus proyectos de construcción de centros de datos.

El mes pasado, el director general de Meta, Mark Zuckerberg, anunció que la empresa suprimiría más de 11.000 puestos de trabajo, tras varios trimestres de beneficios decepcionantes y una caída de los ingresos.

En julio, Meta canceló definitivamente un proyecto de centro de datos en los Países Bajos tras enfrentarse a la oposición de los políticos locales por motivos medioambientales.