martes 16 de agosto de 2022

Mientras el G7 busca ponerle un tope a su precio, el petróleo ruso se dispara

El Grupo de los Siete acordó que los ministros de Finanzas evaluarán urgentemente cómo frenar el precio del crudo para limitar los ingresos energéticos que el Kremlin.

28-06-2022 15:33

Rusia está obteniendo precios más altos para su petróleo, a medida que la fuerte demanda en Asia socava los esfuerzos de las potencias occidentales para frenar los ingresos de la maquinaria de guerra de Moscú.

Los líderes del Grupo de los Siete acordaron este martes que buscarán que los ministros evalúen urgentemente cómo frenar el precio del petróleo ruso para limitar los ingresos energéticos que el Kremlin utiliza para financiar su conflicto en Ucrania. La idea principal que ha surgido en las últimas semanas ha sido crear algún tipo de límite.

Sin embargo, datos del Gobierno ruso muestran que el precio real del crudo insignia de la nación, el Urals, se ha apreciado en relación con el Brent de referencia internacional. Esto es un recordatorio de que la demanda subyacente, principalmente de países que tendrían que imponer el límite de precio, se ha mantenido.

El G7 busca la manera de imponerle un tope al precio del petróleo ruso

El precio del crudo ruso Urals promedió US$87,49 el barril entre mediados de mayo y mediados de junio, un aumento de casi un 20% en comparación con el mismo período del mes anterior, según el Ministerio de Finanzas del país.

Si bien el Urals todavía está muy por debajo del Brent, la brecha entre ambos se ha reducido drásticamente, según muestran los datos. El precio promedio de la mezcla de exportación clave rusa se basa en las evaluaciones de Argus Media Ltd.

Robust demand for Russian oil supports its price growth

El precio del crudo ruso aumentó a pesar de las restricciones impuestas por la Unión Europea para tratar con empresas estatales rusas desde el 15 de mayo. Si bien la prohibición permitía comprar petróleo y gas rusos con Europa como destino final, los operadores clave lo interpretaron como un impedimento para tratar con las compañías estatales rusas. 

Sin embargo, un enfoque más fuerte en las compras asiáticas y La emergencia de casas comerciales más pequeñas dispuestas a negociar con Rusia, ha ayudado a mantener los flujos.

En los primeros 13 días de junio, las exportaciones de petróleo a través de oleoductos e instalaciones portuarias rusas operadas por la estatal Transneft PJSC promedió 4,62 millones de barriles por día, según cálculos de Bloomberg.