miércoles 25 de mayo de 2022
BLOOMBERG
08-12-2021 20:17

Musk señala avances de Tesla y preocupaciones por SpaceX

La principal noticia que Elon Musk generó a principios de esta semana fue que no es fanático del proyecto de ley Build Back Better del presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Pero su posicionamiento ante una propuesta que subsidiaría la compra de vehículos eléctricos fue solo una de las formas en que señaló cuánto ha madurado Tesla como empresa.

08-12-2021 20:17

La principal noticia que Elon Musk generó a principios de esta semana fue que no es fanático del proyecto de ley Build Back Better del presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Pero su posicionamiento ante una propuesta que subsidiaría la compra de vehículos eléctricos fue solo una de las formas en que señaló cuánto ha madurado Tesla como empresa.

Durante una aparición remota en la Conferencia de CEO del Wall Street Journal, Musk habló sobre el nivel de atención que está prestando hoy en día a la segunda compañía más grande que dirige, SpaceX. Su descripción de lo ardua que ha sido la tarea de desarrollar Starship, el vehículo de próxima generación que la compañía planea usar para llevar humanos a la Luna y Marte, sonó muy similar a las primeras dificultades que enfrentó Tesla con el Model 3.

Starship “absorbe más de mi energía mental que probablemente cualquier otra cosa”, dijo Musk el lunes. “Es tan absurdamente difícil, hay momentos en los que me pregunto si realmente podremos hacer esto”.

Elon Musk

Durante años, la sabiduría convencional entre los observadores de Musk era que Tesla estaba al borde del colapso, mientras que SpaceX, la compañía que fundó en 2002, se convertía en su hermana más pequeña y estable. Esto fue particularmente cierto en 2018, cuando Tesla tuvo problemas para aumentar la producción del Model 3 y sufrió una ola de salidas de ejecutivos. El desorden alcanzó su punto máximo cuando Musk tuiteó que estaba considerando dejar de cotizar en la bolsa, lo que hizo que lo demandara la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU.

Sin embargo, detrás de escena, Tesla comenzó a cambiar las cosas. Terminó ese año con entregas récord y mantuvo ese impulso durante todo el 2019. El año pasado, lanzó el Modelo Y, abrió su planta en Shanghái y se abrió camino en el Índice S&P 500. Musk no estuvo en la llamada de ganancias más reciente, la primera desde que Tesla salió a bolsa en 2010. A medida que el 2021 llega a su fin, Tesla alcanzó una valoración de más de US$1 billón.

Los argumentos de Musk en contra del plan Build Back Better fueron que el gasto estadounidense está fuera de control y el déficit federal es insostenible. También señaló que ninguna de las ventas de Tesla este año o el año pasado fueron elegibles para créditos fiscales. La compañía ya no necesita subsidios, dijo Musk, y dijo que el apoyo a las estaciones de carga de vehículos eléctricos es innecesario.

Antes de hablar sobre la capacidad de Tesla para pararse sobre sus propios pies, Musk señaló que ahora SpaceX se ve de repente como la compañía más inestable.

Alrededor del Día de Acción de Gracias, Space Explored fue el primero en informar sobre un correo electrónico que Musk envió al personal en el que advirtió que la compañía enfrentaba un “riesgo real de quiebra” si no lograba progresar lo suficientemente rápido con el programa Starship. Le dijo a las tropas de SpaceX que estaba haciendo todo lo posible para resolver los problemas de producción del motor, señalando que “estaría en la línea Raptor toda la noche y durante el fin de semana”.

Hace años, Musk compartió que dormía en el suelo de la fábrica de Tesla cuando la empresa estaba al borde del fracaso. ¿Será que ahora duerme en la de SpaceX?.