miércoles 22 de septiembre de 2021
BLOOMBERG PANDEMIA DE CORONAVIRUS
29-10-2020 23:40
29-10-2020 23:40

Segunda ola de Covid: más restricciones y cuarentenas no garantizan el éxito en Europa

Una cumbre virtual de líderes de la Unión Europea se ha transformado en una reunión de crisis después de que sus dos mayores economías impusieran estrictas restricciones, lo que muchos habían jurado no hacer. Es un momento de evaluación, al tiempo que la segunda ola del coronavirus pilló al bloque a la defensiva.

29-10-2020 23:40

Una cumbre virtual de líderes de la Unión Europea se ha transformado en una reunión de crisis después de que sus dos mayores economías impusieran estrictas restricciones, lo que muchos habían jurado no hacer. Es un momento de evaluación, al tiempo que la segunda ola del coronavirus pilló al bloque a la defensiva.

En la videoconferencia del jueves, existirá la sensación inevitable de que los líderes se equivocaron al pensar que lo peor ya había pasado y que la pandemia se podría contener con medidas parciales dirigidas a segmentos. Cada día trae un récord de contagios y los Estados miembros, presos del pánico, buscan respuestas. No tienen claro si lo que funcionó la primera vez volverá a funcionar. El covid-19 no está siendo tan mortal, pero los casos están aumentando.

En los 27 países de la Unión Europea, donde más de 210.000 personas han muerto a causa de la enfermedad y casi 6,5 millones se han contagiado, el patrón ahora parece ser el cierre de restaurantes y los toques de queda en las ciudades, pero con la insistencia en mantener abiertas las escuelas. Alemania, motor económico del bloque, impondrá una cuarentena parcial de un mes a partir del lunes, mientras que Francia entrará en un confinamiento nacional desde el viernes.

Virus Hotspots

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo a la nación que “las medidas que hemos tomado han resultado insuficientes para contrarrestar una ola que está afectando a toda Europa”. Probablemente será aún más sincero con sus pares en privado en una reunión que ha adquirido mayor urgencia en las últimas 24 horas.

Italia también está considerando confinamientos regionales, según funcionarios del Gobierno que pidieron no ser identificados porque los planes son confidenciales. Los casos nuevos alcanzaron un récord esta semana y las hospitalizaciones subieron al nivel más alto desde mayo.

Irlanda y Portugal también han impuesto medidas para frenar la propagación, pero muchas de las nuevas restricciones son menos estrictas que las impuestas en la primavera y se producen después de que el número de casos ya ha aumentado. La preocupación es que, a medida que las personas se han acostumbrado a la pandemia, es posible que no cumplan las reglas de manera tan rigurosa.

La Unión Europea dice que los países miembros desperdiciaron los éxitos iniciales conseguidos en la primavera, cuando los estrictos confinamientos detuvieron la propagación de la enfermedad. “Las medidas se relajaron demasiado pronto”, dijo el miércoles la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a los periodistas en Bruselas. El virólogo Peter Piot, quien la asesora, dijo en una conferencia de prensa conjunta: “Si nos relajamos demasiado, habrá una tercera ola”.

En el Reino Unido también está aumentando la presión sobre el primer ministro, Boris Johnson, para que imponga medidas más duras al tiempo que tasa de infección continúa acelerándose. Un informe del Imperial College London e Ipsos Mori concluyó que el Gobierno no está haciendo lo suficiente para contener los contagios y que el resurgimiento ha llegado a una “etapa crítica”.

Incluso las naciones que inicialmente manejaron la pandemia de manera eficiente bajaron la guardia. Grecia, que se ganó el aplauso mundial durante el brote inicial, durante el verano permitió una serie de eventos sociales con gran potencial de propagación, como bodas y bautizos.

Las medidas de seguimiento en algunos países son abrumadoras. Bélgica tuvo que dejar de realizar pruebas de covid-19 a personas sin síntomas a partir del 21 de octubre ya que sobrepasó la capacidad de los laboratorios, y los grupos prioritarios, como los trabajadores de hogares de ancianos, tuvieron que esperar hasta cinco días para obtener los resultados, lo que agravó la escasez de personal.

La gran pregunta para los líderes: ¿pueden los países de la UE evitar los confinamientos generales que provocaron un desplome de la economía europea en la primera mitad del año y provocaron la implementación de un paquete de recuperación europeo sin precedentes?

Nuevas pruebas

Se supone que la videoconferencia, que comenzará a las 6:30 pm, hora de Bruselas, ayudará a prevenir un escenario tan sombrío al permitir que los Gobiernos nacionales aprendan unos de otros y mejoren la coordinación de políticas. Un tema que se discutirá es complementar las prácticas de prueba actuales con las llamadas pruebas de antígenos, que son menos confiables, pero producen resultados en 15 minutos.

Las pruebas de antígenos “hacen que sea más rápido y más fácil identificar, a gran escala, a los individuos que son portadores del virus y contagiosos, en particular cuando son asintomáticos”, escribió Charles Michel, que preside las cumbres de la UE, esta semana en un boletín. “Debemos coordinar la aprobación de esas pruebas para asegurarnos de que sean reconocidas en toda Europa”.

La pandemia de coronavirus ha golpeado lo que es una especie de talón de Aquiles para la Unión Europea: la responsabilidad primordial de los Gobiernos nacionales en las políticas sanitarias que, en caso de crisis, pueden socavar el preciado y próspero mercado único del bloque.