lunes 15 de agosto de 2022
BLOOMBERG Mercado bursátil

Los operadores de acciones y bonos están a punto de confirmar si la Fed será más amigable

Si bien los inversionistas en renta variable han moderado algunas de sus apuestas optimistas en dos de las últimas tres sesiones, la configuración aumenta el drama al anticipar que las autoridades de política monetaria aprobarán un ajuste de 75 puntos básicos.

27-07-2022 12:16

El mayor repunte de las acciones y los bonos del Tesoro de Estados Unidos en más de dos décadas da peso a las expectativas de los inversionistas que apuestan a que Jerome Powell enviará señales de cierto tono suave en la decisión de política monetaria del miércoles.

Desde que la Reserva Federal elevó las tasas de interés por última vez a mediados de junio, el S&P 500 ha avanzado un 3,5% mientras que el índice Bloomberg US Treasury ha subido un 2,7%. Es la primera vez en 22 años que cada activo está al alza al menos un 2% antes de un aumento de tasa.

Si bien los inversionistas en renta variable han moderado algunas de sus apuestas optimistas en dos de las últimas tres sesiones, la configuración aumenta el drama sobre la reunión de esta semana del Comité Federal de Mercado Abierto, donde se anticipa que las autoridades de política monetaria aprobarán un ajuste de 75 puntos básicos.

Las acciones argentinas en Wall Street suben y el riesgo país cae levemente

Los mercados de renta fija y renta variable probablemente esperan que la misión de tono duro del presidente de la Fed, Powell, se vea atenuada por señales de que la inflación ha alcanzado su punto máximo a medida que se acerca una recesión económica, una apuesta que conlleva riesgos significativos.

El mercado volvió a la dinámica ‘las malas noticias son buenas noticias’, la idea general de que los bancos centrales darán un giro porque los datos son tan malos”, dijo Christian Mueller-Glissmann, estratega de Goldman Sachs Group Inc., en una entrevista en Bloomberg TV. “Volvemos a un modelo que conocemos bien”.

Las ganancias sincronizadas son una desviación de las caídas generalizadas, que eran la regla durante el ciclo de ajuste más agresivo de la Fed en décadas para combatir la inflación. Varios factores han alimentado la reversión, desde un posicionamiento en acciones hasta una fuga para la seguridad de los activos estadounidenses en medio de un caos en Europa y China.

La Reserva Federal prepara una nueva suba de tasa de interés y agita el fantasma de la recesión

Las curvas de rendimiento de los bonos del Tesoro se han invertido en una señal de advertencia sobre una posible recesión. Pero con las expectativas de inflación a la baja, más inversionistas ven más allá de los datos económicos desalentadores y, en cambio, se centran en la perspectiva de que las autoridades de política monetaria tomen medidas para evitar el peor resultado.

Los inversionistas en renta variable anticipan una desaceleración económica en la que las empresas que usualmente registran un crecimiento de las ganancias independientemente de la economía serán recompensadas, como las grandes tecnológicas, en lugar de una recesión en la que ninguna se salvará.

Otros activos de riesgo también se han recuperado ante los datos decepcionantes en el sector inmobiliario y la actividad empresarial. Un índice de Bloomberg para bonos de alto rendimiento ha avanzado más del 4% en julio, en camino hacia el mejor mes en dos años.