Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
miércoles 13 de noviembre de 2019 | Suscribite
BLOOMBERG /
miércoles 17 octubre, 2018

Hungría: un nuevo museo del Holocausto divide a los judíos

La pelea es el último conflicto vinculado con nativistas y el Holocausto desde que Polonia criminalizó el acto de sugerir que el país es responsable por la muerte de millones de judíos.

Galería de imágenes

Zoltan Simon


Fotogalería
In Europe, A Holocaust Memorial Turns Jews Against One Another Foto: Bloomberg
miércoles 17 octubre, 2018

Un museo construido en Hungría para recordar los horrores del Holocausto está haciendo que sectores de la comunidad judía más grande del este de la Unión Europea se enfrenten entre sí.

El primer ministro, Viktor Orbán, abanderado de los movimientos nacionalistas en Europa, planea inaugurar la Casa de los Destinos el año que viene para rendir homenaje a los niños que murieron en el Holocausto. Pero el proyecto suscitó críticas de quienes afirman que encubre el papel de Hungría en el asesinato de judíos durante la guerra y ha dividido a las organizaciones judías entre las aliadas al Gobierno y las que se le oponen.

Pasamos de ser rivales a enemigos”, dijo el jefe de los rabinos de Budapest, Robert Frolich, sobre la riña entre dos de las agrupaciones judías del país. “Y cuando una rivalidad se transforma en una guerra, no hay ganadores, solo perdedores”.

La pelea es el último conflicto vinculado con nativistas y el Holocausto desde que Polonia criminalizó el acto de sugerir que el país es responsable por la muerte de millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial. También ilustra la estrategia de dividir y conquistar de Orbán, que va consolidando su poder y busca una “democracia iliberal”, la cual lo ha enfrentado a la UE.

El museo coincide con una amplia campaña cultural de Orbán, que llamó a sus simpatizantes a integrar más profundamente sus valores al tejido social de Hungría tras anotarse su tercer triunfo electoral consecutivo en abril. Desde entonces, medios oficialistas han denunciado a académicos, artistas y activistas considerados incompatibles con la visión de Orbán de una Europa homogénea y cristiana, han publicado listas con sus nombres y han hecho que algunos de ellos pierdan sus empleos.

‘Claramente engañosa’

El dueño de una publicación, el semanario Figyelö, es el director de la Casa de los Destinos. El proyecto en Budapest, donde ya hay un museo del Holocausto, estuvo congelado durante años porque Orbán prometió no inaugurarlo hasta que hubiese consenso al respecto entre las agrupaciones judías.

Todo cambió cuando el Gobierno consiguió el apoyo de EMIH, una organización judía fundada en 2004. Su líder, el rabino Slomó Köves, dijo este mes que el museo permitiría a las generaciones jóvenes conectarse emocionalmente con el Holocausto. También dijo que era una obra sin terminar.

Para otros, el sitio, que ocupa edificios de una antigua estación de trenes reestructurada, es, en el mejor de los casos, una maniobra de Orbán para dividir a la comunidad judía de Budapest y, en el peor de los casos, un intento de encubrir hechos sobre el asesinato de más de medio millón de judíos húngaros en campos de exterminio o a manos de Gobiernos húngaros aliados a los nazis.

Un funcionario del museo Yad Vashem, con sede en Jerusalén, dijo que la exhibición planeada era “claramente engañosa”, a tal punto que falsificaba la historia. El Museo en Memoria del Holocausto de Estados Unidos, en Washington, afirmó que es “muy selectiva” y que está “distorsionada”. El instituto a cargo del nuevo museo no respondió pedidos de comentarios.

La agrupación judía más grande de Hungría, Mazsihisz, dijo que EMIH se había convertido en una herramienta de Orbán. Su Gobierno aumentó 33 veces los fondos estatales anuales destinados a financiar EMIH, a 679 millones de forintos (US$2,4 millones), desde que regresó al poder en 2010 y le prometió darle el museo una vez inaugurado.

“Es un encubrimiento de la historia”, dijo András Kovács, director de Estudio Judíos de la Central European University en Budapest. “Los líderes de Polonia y Hungría están tratando de desviar la responsabilidad por los capítulos desagradables de su historia”.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4812

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.