lunes 13 de julio de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG / Internacional
jueves 11 junio, 2020

Uruguay busca romper con su historia de inflación alta

El nuevo gobierno planea endurecer su política monetaria una vez se desvanezca la pandemia y analiza regresar a un sistema de tasa de interés de referencia que abandonó en 2013.

Galería de imágenes

Ken Parks


Fotogalería
Luis Lacalle Pou asumió como presidente de Uruguay el 1 de marzo de 2020. Foto: AFP
jueves 11 junio, 2020

Tras convertirse en uno de los pocos países del mundo con una inflación de dos dígitos, Uruguay está considerando un ambicioso plan para controlar la presión alcista de los precios. El nuevo gobierno liderado por Luis Lacalle Pou planea endurecer su política monetaria una vez se desvanezca la pandemia y está considerando regresar a un sistema de tasa de interés de referencia que abandonó en 2013, dijo en una entrevista Diego Labat, presidente del Banco Central del Uruguay.

El banco se ha comprometido a “aplicar todo el arsenal” para alcanzar la meta de inflación de 3%-7% dentro de su horizonte a 24 meses, señaló, algo que Uruguay no ha logrado desde principios de 2018.

“Creo que lo fundamental es reconstruir la credibilidad”, dijo Labat, quien asumió el rol en marzo con el nuevo gobierno del presidente, Lacalle Pou.

Uruguay es uno de los países atípicos de América Latina, una región que en los últimos años ha tenido un retroceso constante en aumentos de precios tras décadas de una inflación fuera de control.

Lacalle Pou promete beneficios para argentinos que se muden a Uruguay

Los precios al consumidor del país subieron en mayo por tercer mes consecutivo a un máximo de 16 años de 11,1%, impulsado por la inflación de alimentos, un aumento en las tarifas de servicios públicos y una moneda más débil. "La inflación probablemente alcanzó su punto máximo el mes pasado y debería caer gradualmente a niveles de un solo dígito para fin de año dado que una economía débil, enfría los aumentos de precios", dijo Labat.

Nuestras expectativas son que esta aceleración empieza a revertirse en los próximos meses”, dijo el miércoles 10  en la sede del Banco Central en Montevideo.

Esto está alineado con proyecciones privadas. Economistas pronostican que los precios al consumidor se desacelerarán a 9,9% en diciembre, según la última encuesta mensual del banco central.

"Para que la política monetaria tenga éxito, tiene que ser consistente con las políticas fiscales y salariales del Gobierno y el banco central está trabajando en esa armonización", comentó igualmente.

De los 120 países rastreados por Bloomberg, Uruguay es uno de sólo 11 que reflejan dos dígitos en sus últimos informes de precios al consumidor y el único con crédito de grado de inversión en ese grupo.

Si bien la inflación no se acerca a los niveles comunes en Uruguay hasta fines de la década de 1990, o incluso ahora en países como Argentina o Venezuela, sigue siendo alta según los estándares internacionales. Los episodios de depreciación cambiaria aumentan rápidamente los precios de los bienes importados, mientras que los poderosos sindicatos han logrado aumentos salariales anuales ajustados por la inflación durante la mayor parte de las últimas dos décadas. Los uruguayos se quejan del alto costo de vida, pero la inflación rara vez es una de sus principales preocupaciones a menos que supere el 10%.

 

Las claves de Uruguay para derrotar al coronavirus sin cuarentena

 

Labat, ex gerente financiero del subsidiario local de Banco Santander, tiene bajo encargo el gran objetivo de romper este persistente ciclo inflacionario.

“Nosotros, el éxito lo vamos a lograr cuando vemos que las expectativas se alinean al rango que nosotros queremos”, indicó.

El banco decidirá este año si volver a una tasa de interés de referencia como herramienta principal del banco en lugar del sistema actual que se enfoca en los cambios de la oferta monetaria, dijo el banquero.

Entretanto, la autoridad está permitiendo que la oferta monetaria se expanda más rápido que su meta de crecimiento de 3%-5% del segundo trimestre para mantener el flujo de liquidez en una economía donde el Banco Mundial espera una contracción de 3,7% este año.

La actividad económica probablemente tocó fondo la primera quincena de mayo y se encuentra en la etapa inicial de una recuperación en V, dijo Labat, y declinó dar un pronóstico de crecimiento para este año y el próximo.

“Si bien uno ve un cierto repunte de la actividad, la incertidumbre sigue siendo alta”, dijo.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5055

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.