lunes 27 de septiembre de 2021
BLOOMBERG
16-11-2020 10:10
16-11-2020 10:10

Vacuna estalla burbuja de preocupación por altas valoraciones

Para entender el mercado de valores en 2020 hace falta olvidar casi todo lo que hizo de 2020 un año para recordar.

16-11-2020 10:10

Para entender el mercado de valores en 2020 hace falta olvidar casi todo lo que hizo de 2020 un año para recordar.

Un virus mortal que se propaga sin cesar. Una recesión históricamente brutal y una caída de las ganancias. Disturbios civiles generalizados. Incertidumbre política que aún no está del todo resuelta. Y además de todo, valoraciones de acciones que no habían sido tan altas desde los días de la burbuja de las puntocom.

Nada de eso importó, al menos no por mucho tiempo, para un mercado que parecía ver a través de la niebla de la incertidumbre y enfocarse en una recuperación en 2021. El capítulo final sobre este año extraño aún no se ha escrito, y los mercados tienen la reputación de hacer a veces lo contrario de lo que espera el consenso. Pero, al menos la semana pasada, los resultados de prueba prometedores para una vacuna contra el coronavirus están recompensando a los inversores que mantuvieron la fe. El S&P 500 cerró en un récord el viernes después de una segunda ganancia semanal consecutiva.

rotation

“Cualquier empresa que se haya comprado aquí recientemente fue comprada con la anticipación de que en algún momento del camino lograremos controlar el virus, los negocios despegarán y esas valoraciones se justifican”, asegura Randy Frederick, vicepresidente de negociación y derivados del Schwab Center for Financial Research. “A menudo compramos con una anticipación de tal vez un trimestre. Ahora hemos estado comprando tres o cuatro trimestres por delante”.

Ese enfoque hacia adelante se mostró vívidamente esta semana. En todo Estados Unidos, los casos de virus se dispararon, se establecieron récords de hospitalizaciones y nuevos casos diarios, y varios estados y ciudades volvieron a imponer algunas restricciones. Pero cuando Pfizer Inc. y BioNTech SE anunciaron resultados prometedores para su vacuna, los desarrollos del virus no fueron suficientes para disuadir a los alcistas que vertieron una cantidad récord de dinero en fondos de acciones.

Aunque aún hay preguntas sobre la producción, la distribución y la capacidad de la vacuna en sí, los inversores se apresuraron a deshacerse de las operaciones de permanencia en casa como la tecnología y adoptaron las pequeñas capitalizaciones y los bancos, acciones que están listas para beneficiarse cuando la economía se recupere. El Nasdaq 100, cargado de tecnológicas, cayó más de 1% durante la semana, mientras que el índice Russell 2000 de empresas de pequeña capitalización subió más de 6% a un máximo histórico. El índice KBW Bank tuvo su mejor semana desde junio, subiendo 11%.

El anuncio de la vacuna tiene a gran parte de Wall Street reconsiderando sus estimaciones de ganancias para 2021, un hecho que debería aliviar algunas preocupaciones sobre las valoraciones. Al cierre del viernes, el S&P 500 cotizaba a unas 22 veces las ganancias del consenso estimado de ganancias para 2021 de US$165 por acción, una cifra que supone un crecimiento de las ganancias de aproximadamente 22%.

En parte debido a las noticias sobre las vacunas, estrategas de JPMorgan Chase & Co. dirigidos por Dubravko Lakos-Bujas aumentaron US$8 su proyección de ganancias para 2021 para el S&P 500 a US$178 por acción. Según ese pronóstico, el múltiplo del S&P 500 se reduciría a 20.

“La valoración es, en última instancia, el mayor obstáculo al que se enfrenta el próximo año”, dijo por teléfono Mark Freeman, director de inversiones de Socorro Asset Management LP. “Es por eso que la noticia de las vacunas es un paso importante para validar las expectativas del mercado en ese frente”.

En un año en el que nadie podía predecir con mucha confianza lo que les sucedería a los estadounidenses mientras la pandemia se desataba, los inversores tendieron a ignorarlo por completo. Gracias al apoyo monetario y fiscal, las acciones han desafiado la caída de las ganancias de este año, agregando más de US$15 billones en valor desde el punto más bajo del mercado bajista en marzo.

El desarrollo de la vacuna significa que el poder de ganancias de las empresas estadounidenses puede ser muy subestimado, según Jim Paulsen, estratega jefe de inversiones en Leuthold Group. Incluso cuando las empresas superaron las expectativas del tercer trimestre a un ritmo récord, las previsiones de los analistas para 2021 para las ganancias del S&P 500 han aumentado solo 1% desde finales de septiembre. Paulsen cree que el potencial de ganancias puede llegar a los US$200 por acción. Eso implica una relación precio-ganancias de 17,9, cercana al múltiplo promedio del índice en los últimos cinco años.

El crecimiento económico ha vuelto mucho más rápido de lo que la gente pensaba y se ha mantenido mucho más firme”, asegura Paulsen. “Cuando se toma el impulso más el efecto del estímulo más el descubrimiento de vacunas, creo que las estimaciones de crecimiento están lamentablemente subestimadas para 2021, y eso me dice que las estimaciones de ganancias también lo están”.