sábado 10 de abril del 2021
BLOOMBERG Comercio global
28-07-2020 20:00

Casos de coronavirus en los puertos argentinos afectan a exportadores mundiales de soja

Preocupación por los envíos de harina y aceite de soja. Los contagios se detectaron en las terminales de Rosario de Cofco, Bunge y Vicentin.

Jonathan Gilbert y I. Almeida
28-07-2020 20:00

Argentina ha reportado sus primeros casos de covid-19 en terminales portuarias que envían harina y aceite de soja al mundo, en un nuevo golpe al comercio mundial de productos básicos ya interrumpido por la pandemia.

La china Cofco International, Bunge Ltd. y la firma local Vicentín SAIC reportaron casos entre empleados en plantas al norte de Rosario, en el río Paraná, el centro de embarques de harina de soja para piensos, aceite de soja para cocinar y biocombustibles. El país sudamericano es el mayor exportador mundial de dichos productos.

Cofco detuvo el trabajo en una planta trituradora de semillas oleaginosas y en una instalación portuaria después de que 12 trabajadores dieron positivo para covid-19. Bunge detuvo el sábado las operaciones en una instalación similar cercana después de que un empleado dio positivo. Una planta de embotellado de Vicentín en las cercanías también está temporalmente fuera de servicio después de informar un caso.

Caso Vicentin: ¿una propuesta superadora en serio?

La planta Timbues de Cofco podría estar cerrada por una semana y la compañía está dirigiendo cargas a su terminal de Puerto General San Martín y a instalaciones administradas por otras compañías, según un portavoz. La firma dijo que no espera demoras significativas en la entrega del producto a los compradores.

Bunge también está redirigiendo camiones a otras instalaciones después de que su terminal de Puerto General San Martín y la planta de trituración se detuvieran el sábado, dijo una portavoz. Vicentín cerrará un turno en su planta de embotellado, Renopack, durante 10 días, pero espera tener el otro turno en funcionamiento el miércoles, según el portavoz.

Un trabajador de Renova SA, una asociación entre Vicentín y Glencore Plc, con sede en Suiza, dio positivo a principios de año, pero se aisló rápidamente y no se han reportado más casos en las dos plantas de Renova en la misma área al norte de Rosario, dijo el portavoz de Vicentín.

Abren otra investigación penal contra Vicentin por estafa y asociación ilícita

La confirmación de casos en la industria exportadora clave de Argentina es un duro golpe para el presidente, Alberto Fernández, quien impuso en marzo un estricto confinamiento y apenas ha comenzado a flexibilizarlo en el área metropolitana de Buenos Aires, a pesar de que los casos continúan aumentando.

La agricultura, la trituración de semillas oleaginosas y las exportaciones de cultivos quedaron exentas de las restricciones. Pero igual hubo interrupciones debido a que poderosos líderes sindicales y alcaldes de las ciudades tomaron medidas para garantizar que sus miembros y constituyentes estuvieran lo más seguros posible.

Sesenta trabajadores de las instalaciones portuarias y de procesamiento alrededor de Rosario se encuentran actualmente en autoaislamiento, dijo Gustavo Idigoras, jefe del grupo argentino de exportación y trituración de cultivos Ciara-Cec, cuyos miembros incluyen a los gigantes del agronegocio mundial. Las empresas están reforzando los protocolos frente al virus que parece estar propagándose en las comunidades cercanas, dijo Idigoras.

Rosario se encuentra en la provincia de Santa Fe, que también ha tomado medidas más estrictas recientemente debido a un aumento de los casos.