jueves 08 de diciembre de 2022
CICLO DE ENTREVISTAS Perfil Educación

Margarita Barrientos: “Estamos trabajando el doble de lo que trabajábamos antes”

La fundadora del comedor Los Piletones, participó del Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes del Posgrado en Periodismo de Investigación. Por qué la situación del país es “la más difícil” que le tocó vivir, su relación con Mauricio Macri y la falta de comentarios sobre Cristina Fernández de Kirchner.

28-09-2022 09:34

Margarita Barrientos participó de una conferencia de prensa virtual organizada por estudiantes del Posgrado en Periodismo de Investigación que dirige el Grupo Perfil junto a la Universidad del Salvador (USAL), en la que sostuvo que en sus 27 años de trabajo en los comedores esta es “la situación más difícil, no se compara con ninguna anterior que hemos vivido”.

La activista social también habló sobre el desempleo que existe en Argentina y mencionó que,en el año 2022, “ya no tendrían que existir los comedores". "Tendría que existir trabajo digno para la gente y que la gente elija lo que quiera comer, no yo elegir por ellos”, declaró Barrientos en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret, director de Perfil Educación.

En el barrio donde usted tiene el comedor, ¿cómo ve la situación en este momento?

La situación en nuestro barrio está muy difícil, en todos lados. En este momento yo estoy en Añatuya, vine para acá porque tengo otra sede de la fundación, dónde hay comedor, jardín, un hogar de abuelas y abuelos. Entonces cada 15 días estoy viniendo para acá. Nosotros, en este momento, trabajamos el doble de lo que trabajamos antes porque el comedor Los Piletones abastece aquí a Añatuya, al comedor de Cañuelas que alimenta a 320 familias diariamente y en Añatuya comen más de 4000 personas. Aparte de la ayuda que reciben en alimento seco la gente de los parajes. Ayudamos mucho a la gente que nadie conoce, nadie los ve.

¿Llegó a ver gente de clase media en alguno de sus comedores?

—En el comedor de Los Piletones sí, hay gente que trabaja solamente, ya sea el marido o la esposa.  Cuando llegó a la fundación le he hecho un vistazo a todos porque tengo la costumbre de saludar, es fundamental el saludo y con mucho respeto, sobre todo. Y ver gente nueva, caras nuevas me pone muy triste. Porque esa gente te dice “me quedé sin trabajo” o “no me alcanza para mantener a mis hijos”, “mi hijo no tiene zapatillas para ir a la escuela”, “no me alcanzó esta quincena para comprar zapatillas a uno de mis hijos”. Esas situaciones las vivimos diariamente.

¿Reconoce alguna cosa buena en el kirchnerismo?

Qué difícil pregunta. Yo hace 27 años que estoy en el comedor y he pasado muchos gobiernos, muchos gobiernos muy difíciles. Yo creo que la situación más difícil es esta, no se compara con ninguna anterior que hemos vivido. La gente está desempleada. Las empresas cierran y se van y queda mucha gente desocupada.  Aparte, la falta de educación, de respeto de nuestros políticos que hace que la gente se ponga agresiva, si vos no pensás lo mismo. Nunca lo voy a hacer porque soy una persona que ya tengo mis años y tengo derecho a pensar como quiera. He vivido muchas situaciones pero, no tengo ningún recuerdo de que hayamos pasado situaciones buenas en este gobierno. En otros gobiernos también me pasó lo mismo, porque nosotros venimos remando desde hace mucho tiempo. Hace muchos años que venimos peleando todos los días. Yo siempre digo que estamos en el 2022, ya no tendrían que existir los comedores. Tendría que existir trabajo digno para la gente y que la gente elija lo que quiera comer, no yo elegir por ellos. La verdad que eso me causa mucha tristeza. Ver gente nueva que hace cola en el comedor, familias completas que están muy sensibles cuando van a pedir ayuda a la fundación. Eso te pone mal porque ves a un hombre de 40 años llorando, eso te quiebra, te hace muy mal.

¿Qué piensa de Cristina? 

Prefiero no decir lo que pienso, por favor

¿Obtiene alguna ayuda del gobierno nacional actualmente?

Nosotros recibimos ayuda de Desarrollo Social de Nación de Juan Zabaleta. Cada tres meses mandan alimentos, lo que nosotros le pedimos es lo elemental: leche, harina, arroz, azúcar, aceite, que son las cosas que más se utilizan. Sobre lo que nosotros pedimos a veces nos mandan eso, a veces no nos mandan, pero dentro de todo, recibimos ayuda

Andrés Larroque que está a cargo de Desarrollo Social. ¿Se ha vinculado con usted? ¿La ha visitado? ¿Le ha aportado algo desde la provincia de Buenos Aires?

No, porque a pesar que tengo un comedor en Cañuelas, nunca lo han hecho. Pero como pertenecemos a Capital, nos corresponde Desarrollo Social de Juan Zabaleta. Él sí visitó los Piletones, recorrió toda la obra, el barrio, todo.

Se habló mucho sobre la relación que usted y Los Piletones tuvieron con el gobierno de Mauricio Macri, incluso de que hubo una suerte de utilización política. ¿Qué puede decir usted de Mauricio Macri?

Yo lo conocí cuando él era presidente de Boca. Ahí fue cuando empezó a frecuentar el comedor, cuando cumplió el sueño de los chicos de venir con los jugadores de fútbol. Ese día se largó una tormenta increíble y había una tristeza entre todos los padres que estaban que son hinchas de Boca y los chicos, todos diciendo que no iba a venir. Yo también decía lo mismo y, de repente, llegó un colectivo con los jugadores. De ahí empezó a ser frecuente en el comedor, venía siempre con su esposa o con alguno de los hijos. Nunca me voy a olvidar. Eran como las 7,8 de la noche y uno de sus hijos andaba recorriendo la villa y, en ese momento, la villa no estaba tan iluminada como lo está hoy. Me había asustado. Uno no sabe qué puede pasar, uno trata de que cualquier persona importante que llega esté segura. Nosotros somos responsables de ellos y de hacerlos conocer todo lo que ellos quieran.

Entrevista a Margarita Barrientos Posgrado Perfil-USAL

¿Y qué puede decir de Macri cuando dejó la presidencia? ¿Siguió en vinculación con Los Piletones?

Sí, siempre, a pesar que he tenido algunas críticas contra él, siempre ha ido. Siempre frecuentó a Los Piletones, siempre sin cámara, sin fotógrafo, sin nada. Nunca quiso publicar en ningún lado que estuvo con nosotros.

¿Cómo quedó su relación con Macri?

Bien. Yo tengo buena relación tanto con Mauricio como con Horacio, el gobierno de la Ciudad trabaja mucho con nosotros. Tenemos los jardines, dos centros de primera infancia donde concurren 300 niños y una casa de mujeres donde trabajamos con problemas de violencia.

¿Alguna vez pensó en ser candidata para un espacio político?

No, jamás. Nunca lo sería porque, como dije anteriormente, me gusta decir lo que pienso. He pasado por muchas situaciones difíciles y no, no serviría para ser política.

¿Se lo ofrecieron alguna vez?

Si, muchas veces. Pero a mí no me gusta hacer un proyecto y encajonar. A mí me gusta la acción. Yo voy donde hay acción, como el Programa del Hambre que hicieron. Hoy, una mujer de un jardín de infantes cómo lo mantiene, una enfermera de un hospital cómo se arregla cuando no tiene insumos, un médico qué hace cuando no tiene lo esencial y muchas veces se desesperan porque no tienen los medicamentos para darle a la gente que viene a hacerse atender. Esta gente que lo vive y lo vive con fuerza, con el corazón. No gente que llegó 10 minutos a un restaurante, donde ellos comen a puro lujo y no adonde la gente realmente no come porque tiene que trabajar.

¿Le ofrecieron ser candidata gente cercana a Macri?

—Sí y en otro gobierno también pero no lo acepté y nunca lo voy aceptar. Quiero seguir haciendo. Con todo el sacrificio que hago de subir en una camioneta y cargarle de cosas y viajar 12 horas, por más que esté cansada, que esté enferma, que me sienta mal. Estoy muy delicada de salud y ya mi corazoncito tiene varios arreglitos, entonces es como que me cuesta más.

¿Qué opina de los planes sociales?

Yo creo que la gente tendría que tener trabajo. Tiene que tener trabajo, no planes. Porque los planes no te enseñan a levantarte o no te obligan. No es una obligación como levantarte a las 5 de la mañana y salir a trabajar, tomar un colectivo, tomar un tren, tomar un subte y llegar a tu trabajo. El plan social se utiliza para llevarte a cortar la calle, para los que nos cuesta construir todo porque son nuestros impuestos. La gente tiene que aprender que se levanta a las 5 de la mañana y se va a trabajar. Y yo creo que hay mayor orgullo y dignidad. Eso es lo que nos hace falta a nosotros, tener dignidad. Decir, yo no quiero un plan, denme un trabajo. Denme un trabajo que yo quiero trabajar, porque si no vivimos siempre del Estado que cuide a nuestros hijos, del Estado que nos manda a la escuela a los hijos, el Estado nos da una tarjeta para comprar, el Estado nos brinda todo y sin hacer nada. No aportan absolutamente nada y al contrario, se burlan de la gente que trabaja.  Eso me causa mucha rabia porque yo creo que hoy en día burlarse de una persona que trabaja, es burlarse de ellos mismos que cobran un plan sin hacer nada.

Le damos la posibilidad de cerrar el reportaje con un comentario final que usted quiera hacer.

Quiero agradecerles a ustedes. Les voy a pedir un favor. El 24 de octubre estamos haciendo la cena anual. Invito a las empresas, a ustedes a que colaboren con nosotros para poder seguir trabajando. Desde ya, muchísimas gracias. 

 

María Pastore, Ayelén Lazzaro y Bianca Ferrari

Estudiantes de Periodismo de Perfil Educación

Posgrado en Periodismo de Investigación Perfil-USAL