jueves 28 de octubre de 2021
CIENCIA Descubrimientos científicos
11-03-2021 11:37
11-03-2021 11:37

Detectan por primera vez un huracán espacial en la Tierra

Se observó gracias a un estudio realizado por científicos de la Universidad de Shandong, en China.

11-03-2021 11:37

Un equipo internacional de científicos de la Universidad de Shandong, en el este de China, liderado por el profesor Qing-He Zhang, observó por primera vez un huracán espacial.

Si bien existían teorías sobre la existencia de huracanes en las capas superiores de la atmósfera terrestre, es la primera vez que se confirma su existencia. “Observamos un fenómeno con características de huracán en la atmósfera superior sobre el polo norte magnético, al que llamamos huracán espacial", señaló Zhang a BBC Mundo.

huracan espacial 20210311

El fenómeno duró aproximadamente ocho horas, y los científicos lo describieron como un remolino de plasma, un gas donde los átomos se rompen por colisiones a altas temperaturas y los electrones negativos y iones positivos se mueven libremente. Las observaciones del fenómeno de casi 1.000 kilómetros se hicieron a unos 860 kilómetros de la superficie terrestre. 

La confirmación del huracán espacial se basó en investigaciones satelitales del 2014. A través del programa DMSP o Programa de Defensa de Satélites para Meteorología (Defense Meteorological Satellite Program) se monitorean las características físicas meteorológicas, oceanográficas y solares para el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

"Mi estudiante y yo pasamos cerca de dos años estudiando miles de imágenes de auroras observadas por satélites DMSP en los últimos 15 años y encontramos decenas de casos con características de huracanes espaciales, algunos no tan claros. El caso que mostramos en el estudio es el mejor", señaló Zhang.

Los huracanes espaciales causan efectos como perturbaciones en las radiocomunicaciones de alta frecuencia y errores en navegación satelital y sistemas de comunicaciones, señaló el profesor. Lo que permite este estudio es ayudar a comprender mejor las interacciones entre el viento solar, la magnetósfera y la ionósfera en condiciones de baja actividad geomagnética.

Si bien se trata de un gran avance a nivel científico, "este estudio es solo el comienzo" y a partir de él se plantean numerosas preguntas. "Esperamos continuar nuestras investigaciones para contestar algunas de esas preguntas y seguir aprendiendo de las respuestas", afirmó Zhang.

DT/FL