martes 22 de junio de 2021
COLUMNISTAS Defensora de Género
30-05-2021 00:35

Celebremos avances en la salud de las mujeres

30-05-2021 00:35

El 28 de mayo se celebra el Día Internacional por la Salud de las Mujeres, día institucionalizado en 1987 en Colombia por un grupo de mujeres de América Latina y el Caribe que querían resaltar el peso de las restricciones a la interrupción del embarazo en la muerte de las mujeres en los países de la región. Esto luego se globalizó porque este no es un problema exclusivo de estos países, sino del mundo entero. 

La articulación entre el movimiento latinoamericano con el mundial fue en esa época algo que como más recientemente con el “Ni Una Menos”, trae aparejado grandes beneficios, porque nos muestra que los problemas que vivimos las mujeres en todo el mundo son similares y que debemos brindar respuestas similares. Esto permitió ver cómo en los países donde se legalizó el aborto disminuyeron la mortalidad materna, y que esto se logró en países muy diferentes en cuanto al peso de las religiones, los antecedentes étnicos /raciales y otras variables. 

En la región el movimiento de 1987 derivó en la constitución de la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe –Rsmlac–, de la que fui una de sus fundadoras, e integré el comité directivo desde su creación hasta diciembre de 1999 cuando me incorporé en una función ejecutiva en el Ministerio de Salud. Desde esos años la lucha en Argentina fue permanente logrando avances con la ley de Salud Sexual y Procreación Responsable (2002), la ley de Educación Sexual Integral y Anticoncepción Quirúrgica (2006), y en 2020 con la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo –IVE–. 

Por eso celebramos este año por primera vez en el país el Día Internacional por la Salud de las Mujeres con la garantía legal de todo el ciclo que interviene en la salud sexual y reproductiva de las mujeres. Esto signa la salud femenina a lo largo de toda su vida. Y para celebrarlo el Ministerio de Salud aprobó por resolución el Protocolo que rige la IVE, una excelente forma de celebración porque da el marco a la implementación de la ley en todo el país. Pero debe acompañarse de una decisión política que deben tener todos los responsables políticos provinciales, así como municipales, directores/as de hospitales y hasta los profesionales que atienden a quienes pueden necesitar este servicio. 

Toda la cadena de decisores políticos tienen que asumir su responsabilidad, y si no lo hacen, las mujeres organizadas nos ocuparemos de reclamarlo. Porque los derechos que otorga la ley deben ser garantizados para todas las personas en todo el país sin ningún tipo de discriminación ni excusa. Por eso no podemos aceptar más casos como el de la niña misionera de 12 años embarazada por un abuso sexual que terminó internada en un hospital principal derivada por una complicación grave de un aborto séptico. La niña fue atendida en dos centros asistenciales antes y en ninguno se le informó de este derecho, incluso no se denunció el abuso sexual. Cuando llegó en ese grave estado se ocuparon más de criticar la realización del aborto clandestino que de la falta de atención que tuvo. Esto es lo que debemos acabar. Nunca Más. 

También la semana anterior como comenta el sábado en Sociedad Clara Fernández Escudero,  se presentó un estudio que informa casi el 5% de niñas menores de18 años están casadas o conviven con hombres en promedio 10-15 años mayores que ellas. El estudio lo realizamos en FEIM y es preocupante esto debido a que esas niñas no eligen esas uniones o matrimonios, sino que son acordadas entre las personas a cargo de ellas y las parejas. 

Esto es una violencia contra las niñas, como se señala desde 1995 en el programa de Acción de Beijing que debe erradicarse ya que trae problemas de salud importantes como embarazos precoces forzados, mayor frecuencia de violencia e incluso aumento de las infecciones con el VIH. A esto se agregan los efectos socio económicos que afectan el completo físico-psíquico y social o sea la salud. Por eso de esto también tenemos que ocuparnos para mejorar la salud de las mujeres.