domingo 25 de septiembre de 2022
COLUMNISTAS mutis por el foro

Los jugadores top eligieron el silencio tras el atentado a CFK

Ningún futbolista de la selección argentina se pronunció al respecto. Tampoco nadie de Boca ni de River. A pesar de que la AFA y Futbolistas Argentinos Agremiados emitieron comunicados en defensa de la paz y la democracia, solo un puñado lo hizo a título personal. El repudio de Macarena Sánchez y quiénes fueron las excepciones.

Cuando en los 80 lideraba la Democracia Corinthiana y fascinaba a todos en el medio campo de la selección brasileña, Sócrates invitaba a sus compañeros de equipo a que leyeran de economía, política o cultura, y que no solo eligieran la sección Deportes de los diarios. Ya retirado, quería impulsar un proyecto para que los jugadores de Brasil estuvieran obligados a formarse. “El futbolista es muy importante para las futuras generaciones en un país como el mío. Es la persona más oída. Es la referencia de muchos chicos y de mucha gente”, decía.

La cruzada de Sócrates nunca prosperó. En Brasil, como en Argentina, los futbolistas de alto nivel cada vez se comprometen menos. Lo que reina por lo general es un silencio atroz ante determinados sucesos. En sus redes sociales lo que exhiben de manera recurrente son lujos estériles y vanidades más propias de estrellas de Hollywood que de futbolistas politizados, como soñaba Sócrates o como durante muchos años simbolizó Diego Armando Maradona, que ahora dejó un vacío imposible de llenar también en ese sentido. 

Las imágenes más impactantes del atentado contra Cristina Kirchner

Esta semana quedó comprobado, una vez más. Después del intento de magnicidio a la vicepresidenta Cristina Fernández, alcanzaron los dedos de una mano para enumerar a quienes repudiaron el atentado. No era apoyar a ningún partido ni dirigente, sino emitir un mensaje de paz y de apoyo a la democracia en este abismo de odio y violencia. 

Sin embargo, eso no sucedió. O sucedió de manera muy acotada. Ningún jugador de la selección argentina, que en menos de tres meses tendrá la atención del país entero durante el Mundial de Qatar, publicó algo sobre el atentado. Tampoco su cuerpo técnico. Todo quedó circunscripto a lo que publicaron los canales oficiales de la AFA o su presidente, Claudio “Chiqui” Tapia. 

En cuanto a futbolistas profesionales, las excepciones a esta supuesta “neutralidad” fueron Eugenio Mena, de Racing; Juan Cruz Komar, de Rosario Central; Emiliano Méndez, de Sarmiento; Luciano Aued, ahora en Universidad Católica de Chile; y el entrenador Ariel Holan, entrenador de ese equipo chileno.

Amalia Granata aclaró que "pedirá las disculpascorrespondientes" si se comprueba que fue un atentado

El silencio individual se opuso al repudio de Futbolistas Argentinos Agremiados: “La violencia perpetrada contra la vicepresidenta constituye un inadmisible atentado contra la democracia por la que tanto ha luchado el pueblo argentino. Para honrar nuestra historia, todos los sectores de la sociedad debemos aunar esfuerzos para defender la democracia alzando nuestra voz contra este tipo de hechos que la violentan”, comunicó el sindicato de futbolistas que conduce Sergio Marchi.

Otra de las excepciones fue Macarena Sánchez, una de las futbolistas que impulsaron la profesionalización del torneo femenino, quien lanzó un mensaje directo, sin rodeos: “Háganse cargo todos los que generan odio diariamente. Sean responsables los dirigentes políticos opositores y los medios de comunicación”. Sánchez es, además de futbolista, funcionaria: directora ejecutiva del Instituto Nacional de Juventudes. Lo que soñaba Sócrates en los 80, cuando el fútbol femenino no era lo que es hoy.