Despejado
Temperatura:
16º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 25 de marzo de 2019 | Suscribite
COLUMNISTAS / decepcion POR cambiemos
domingo 9 diciembre, 2018

Mayoría para avanzar

Macri, tres años después, fracasó económicamente, nos dividió políticamente y nos hizo más desiguales como sociedad. Haremos frente al próximo escenario electoral con una visión constructiva, creando mayorías, edificando una alternativa superadora

Sergio Massa*

Sergio Massa escribió en Diario Perfil de este domingo. Foto: Cedoc

La gente elige de buena fe esperando lo mejor. Lamentablemente, luego de tres años, el gobierno de Cambiemos decepcionó a la gran mayoría. Macri los desilusionó. Dilapidó un enorme capital social porque se encerró en sus caprichos y frivolidades, repitiendo ante cada error que todo estaba calculado por “el mejor equipo de los últimos 50 años”. La soberbia los alejó de la realidad y los acercó al fracaso.

Nuevamente se eligió el camino fácil de la confrontación inútil para evitar el debate democrático. La descalificación fue la respuesta a la crítica. Ignoraron todas las alertas de la crisis que se venía. Macri prefirió intentar destruir al adversario, en lugar de gobernar para todos los argentinos. Los resultados están a la vista: más inflación, menos empleo, salarios y jubilaciones en caída, ausencia de crédito, aumento de costos y tasas de interés para las pymes. La deuda vuelve a ser una hipoteca para nuestro futuro. "Pobreza cero" es solo el triste recuerdo de otra promesa incumplida. En la calle se respira el desencanto. Millones de argentinos y argentinas se van a dormir asustados por los tarifazos e impuestazos. Con miedo al futuro. Y Macri nos dice que hay un solo camino. No es verdad.

Nuestra obligación es construir una propuesta que nos devuelva la autoestima y la confianza. Primero, hay que definir el rumbo del país, después consolidar equipos para gestionarlo y por último elegir a los candidatos para liderar. Todo bajo un mismo propósito: la unidad de los argentinos. Este marco es indispensable para elaborar las postergadas políticas de Estado y losconsensos necesarios para tener un horizonte de largo plazo. No hay tiempo que perder. La agenda de los próximos años no puede ser la discusión de “la herencia de la herencia”. Hay que construir una agenda alternativa de acuerdos y políticas de Estado.

Integrarse al mundo es mucho más que relacionarse con otros países o ir desesperados al FMI. Requiere identificar intereses nacionales y asumir su defensa sin ideologismos. Defender el trabajo y la producción argentina frente al mundo es la marca de este tiempo.

Argentina es nuestra casa y necesitamos reforzar los cimientos. Una visión federal, con la experiencia y  la cultura de nuestras provincias y el dinamismo de sus economías regionales, es imprescindible. Necesitamos equidad en las obras de infraestructura para integrar el país. Abandonar el Plan Belgrano con mentalidad electoralista y mirar a la Patagonia como un costo, fue un error. Vamos a salir adelante por la capacidad emprendedora del país profundo y no por los cantos de sirena de la especulación financiera. Nadie va a confiar desde afuera si no ayudamos desde adentro. Por eso lo más importante es primero alentar las inversiones de los argentinos. Los demás seguirán nuestro ejemplo.

Argentina no puede esperar más. Argentina nos convoca.

Una política de mejor calidad exige profundizar la igualdad de género. La sociedad aventaja a sus dirigentes y es tiempo de reflejar esa madurez en los poderes de la República, expresando igualdad de posibilidad y oportunidad entre hombres y mujeres. No se trata de una concesión generosa sino del reconocimiento a un lugar ganado.

Si alentamos la cooperación público-privada, superaremos antinomias gastadas. Así podremos ver los beneficios de la educación y la innovación tecnológica aplicadas en mejorar la productividad, la calidad de bienes y servicios, y nuestra presencia en un mundo que hoy paga por el conocimiento, algo que la Argentina tiene y mucho. Integrarse al mundo es mucho más que relacionarse con otros países o ir desesperados al FMI. Requiere identificar intereses nacionales y asumir su defensa sin ideologismos. Defender el trabajo y la producción argentina frente al mundo es la marca de este tiempo.

Macri, tres años después, fracasó económicamente, nos dividió políticamente y nos hizo más desiguales como sociedad. Haremos frente al próximo escenario electoral con una visión constructiva, creando mayorías, edificando una alternativa superadora que proponga y discuta ideas sin descalificaciones. Vamos a superar la decepción actual y a poner en marcha la esperanza. Dos de cada tres argentinos quieren otro camino y otro gobierno. Hay alternativa y vamos a hacerla posible porque es necesaria y mayoritaria. Argentina no puede esperar más. Argentina nos convoca.

*Ex diputado. Líder del Frente Renovador.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4579

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard