miércoles 20 de octubre de 2021
COLUMNISTAS elecciones 2021
18-07-2021 00:48
18-07-2021 00:48

Todos unidos rosquearemos

18-07-2021 00:48

Arranca la semana final donde las principales fuerzas políticas deberán definir los nombres y apellidos que ocuparán sus listas legislativas. Las turbulencias que atravesó la oposición ahora se trasladarán al oficialismo, aunque los temblores serán más subterráneos.

Los ojos están puestos en la centralidad de la provincia de Buenos Aires. Es allí porque impera la lógica del peso electoral, como el distrito que más bancas aporta a la Cámara de Diputados. Pero también por el valor político: ciertos rumbos nacionales se definen hoy más en La Plata que en Olivos.

Ello sucede por la consolidación del eje Cristina Fernández de Kirchner-Axel Kicillof, que no se limita al manejo de la Provincia, sino que sobre todo se amplía a las problemáticas económicas del país. El ministro Martín Guzmán puede dar fe de eso.

A ese tándem central aportan Sergio Massa y Máximo Kirchner, que tienen en territorio bonaerense su principal radio de acción política. Uno, muy consolidada. El otro, incipiente.

Entre esas cuatro patas de la mesa, con la aprobación final de CFK, se sirve el menú de postulaciones de la provincia más populosa de la Argentina.

¿Y el Presidente? Interviene, claro, pero para pedir puntualmente por alguien de su cercanía o confianza. O que alguien de su cercanía o confianza le pida que interceda por algún espacio. Hay varios bonaerenses “albertistas”, como el jefe de Gabinete Cafiero, el ministro Katopodis o el intendente Zabaleta, por nombrar algunos.

A esta cocina del armado de las listas del Frente de Todos hay que sumar más chefs, aunque sin estrellas Michelin. Los movimientos sociales, por ejemplo, con los “evitistas” Navarro y Pérsico desde sus despachos nacionales. Los intendentes con peso propio, como el matancero Espinoza o el lomense Insaurralde. O los sindicalistas de siempre, como el camionero Moyano o el docente Baradel.

En la Provincia, la unidad del FDT está asegurada en la lista para Diputados pero no en el resto

Los principales cortocircuitos, como bien lo explica Rosario Ayerdi en esta edición de PERFIL, no está tanto en los primeros lugares de la lista, donde CFK impondrá su criterio, sino en los lugares de la lista que pueden correr riesgos para su ingreso a la Cámara baja.

También hay otro motivo de conflicto. Al revés de la oposición, que se encamina a una PASO entre la boleta encabezada por Facundo Manes versus la de Diego Santilli, el FdT bajó la línea de que habrá lista de unidad, sin competencias internas.

Más allá del pataleo que se escucha al fondo de esta cocina de la rosca, nadie se anima por ahora a sacar los pies del plato de esa imposición. Pero, pero, pero... la directiva es más complicada de cumplir en las candidaturas provinciales y municipales, en especial en aquellos distritos gobernados por Juntos por el Cambio. Allí las diferentes líneas del peronismo están que hierven y nadie puede descartar que la sangre no llegue al río y haya PASO locales.