miércoles 04 de agosto de 2021
CóRDOBA RESTRICCIONES
13-06-2021 00:57

Clase media: la preocupación en El Panal y las razones de más distancia con Nación

Schiaretti sostendrá las medidas, pero observa el reclamo de los comerciantes. El diálogo con los intendentes y por qué no acompañaron el dictamen para los superpoderes sanitarios de Alberto F.

13-06-2021 00:57

En el Centro Cívico están convencidos de que no es momento para dar marcha atrás con las restricciones que hace diez días anunció el propio gobernador Juan Schiaretti y que se mantendrán vigentes hasta el próximo viernes. En primer lugar, porque falta el momento más complicado de la segunda ola del coronavirus, con un alto número de internaciones que se aguardan para estos días; y el segundo, es el factor político: la carta de las restricciones no es un ancho que se puede jugar en todas las partidas. Cuando se pone sobre la mesa, se sostiene. 

Y es ése el razonamiento que sobrevuela en el entorno del propio Schiaretti desde los últimos días. De hecho, aquellos que están en el día a día con el mandatario provincial reconocen que no hay margen para dar marcha atrás en las medidas antes del viernes 18 de este mes. 

“Se vienen 15 días fundamentales. Se está atravesando el pico de la segunda ola en materia de contagios, ahora vamos a entrar en el pico de las internaciones”, reconoció a PERFIL CORDOBA una fuente del Gobierno provincial. 

Y con este panorama, la otra cuestión que empiezan a observar con más detenimiento en El Panal es el reclamo de la clase media. De los comerciantes y empleados de esos comercios que piden flexibilizar las restricciones y que ya pusieron en afiches los nombres del gobernador y su esposa, la diputada nacional Alejandra Vigo. Casi con seguridad, candidata al Senado en las próximas elecciones. 

Dos reuniones con los intendentes. “No está previsto que se modifiquen las medidas porque el contexto sanitario y el crecimiento de contagios no cambió”, reconoció a este diario un funcionario provincial y agregó que “se va a considerar a los sectores afectados”. 

No desconocen en el Centro Cívico los reclamos. Tanto en Capital como en el interior; como así tampoco niegan las tensiones que se viven con los intendentes. Porque, como adelantó este diario la semana pasada, de la sintonía fina con los jefes comunales iba a depender la efectividad y el acatamiento de las medidas. 

“Hay casos que se trabajó bien, como lo del shopping de Villa Allende, que en 45 minutos se dio marcha atrás con la apertura y quedó demostrado el buen diálogo con el intendente (Eduardo) Romero, que es de otro color político; y casos más complejos”, razonan en la Provincia. 

De todas maneras, adelantaron que esta semana volverán a producirse dos reuniones: una en la primera parte, con los presidentes de los bloques de intendentes y sanitaristas –y allí, casi con seguridad estará Rodolfo Rodríguez, hombre de extrema confianza de Schiaretti-; y otra más cerca del final de la semana con los 427 jefes comunales”. 

Allí, la agenda estará enfocada en temas de gestión además de lo relacionado a la pandemia; aunque es un hecho que ahondarán en el detalle de los fondos para los municipios a través del Focom (Fondo Complementario para Municipios). Una inyección de 600 millones de pesos que anticipó en la semana el ministro de Gobierno, Facundo Torres. 

Un raspón en el auto. En El Panal ratifican todo el tiempo que las medidas se sostendrán. Afirman que se está atendiendo a los sectores vulnerables en la capital cordobesa con un eje que funciona coordinado: Vigo, los ministros Carlos Massei y Laura Jure, y el secretario de Políticas Sociales municipal, Raúl La Cava. Pero la preocupación por la clase media, persiste; aunque en el peronismo provincial algunos aseguren que está todo medido y que, por ahora, es “un raspón en el auto”. 

“Se va a atender a los sectores que no pueden trabajar. Pero tiene que haber aún más colaboración de los municipios en que se cumplan las medidas para controlar el virus”, indicó una fuente provincial. La misma persona reconoce que falta efectividad en los controles municipales y que, cuando debe actuar la Policía, las críticas son a la Provincia. Frase que soltó en alusión a lo que sucedió, sobre todo, en la capital cordobesa en la semana con el reclamo de las galerías. 

En términos electorales, siempre en El Panal admitieron que la pelea por el voto de la clase media es con Juntos por el Cambio, no con Nación. Y en función de eso, reconocieron también que no era el momento el jueves para acompañar el dictamen de superpoderes al Ejecutivo nacional. 

“Respaldar a Alberto F. esta semana representaba otro conflicto más con ese sector de la sociedad. Además de resignar a la autonomía provincial para aplicar medidas”, reconoció de manera escueta un schiarettista. 

Sin embargo, no será el único capítulo de fricción entre la clase media y el Gobierno provincial. Hubo mensajes que no llegaron con contundencia, como el de la vacunación; si las restricciones se extienden, puede incidir también en el armado de las listas y una más. Y tal vez, de las más observadas: el 6 de agosto, cuando se cumpla un año del asesinato de Blas Correas, estaremos a poco más de un mes de las Paso. 
 

En esta Nota