31 oct 2020
CóRDOBA |Atenas de San Carlos
domingo 18 octubre, 2020

Mi pie izquierdo

El nuevo equipo del Grupo Pachuca está lejos de ser protagonista en la Segunda División de Uruguay y suma más polémicas que puntos. ¿El Badajoz de Fassi?

Fassi por dos. Andrés, el presidente de Talleres, cerró el acuerdo con Atenas de San Carlos y le confió a su hijo Juan Pablo un cargo gerencial. Foto: CEDOC PERFIL

Andrés Fassi puede jactarse de haber sido uno de los artífices del llamado “fenómeno Pachuca”, que en el último cuarto de siglo sacó del ostracismo a un club decano del fútbol de México y lo llevó a jugar cuatro veces el Mundial de Clubes. También del resurgimiento deportivo de Talleres de Córdoba, luego de la década infame que sucedió al descenso deportivo de 2004 y el posterior quebranto institucional. 

De espíritu inquieto y carácter ambicioso, el dirigente cordobés estuvo días atrás en España preparando el desembarco del Grupo Pachuca en ese país. Se habla del Recreativo de Huelva como la entidad señalada por el consorcio azteca para iniciar la conquista del Viejo Mundo.

En Sudamérica, mientras tanto, sigue en pie el proyecto de Everton de Chile, reciclado por “Los Tuzos” como un centro de reclutamiento, formación y desarrollo de futbolistas en el continente. 

El plan de expansión de Pachuca y Fassi sumó un nuevo capítulo en agosto pasado con el gerenciamiento de Atenas de San Carlos, club de la Segunda División Profesional de Uruguay, a través de una sociedad anónima deportiva. El convenio se firmó por 25 años con la idea de darle al club “un salto de calidad”, objetivo que por el momento asoma como lejano. 

El equipo de Maldonado marcha penúltimo en el certamen y no sólo ha tenido problemas adentro de la cancha. Son tantos los vaivenes que ha sobrellevado en los últimos tres meses que algunos ya se animan a llamarlo “el Badajoz de Fassi”, haciendo un parangón con aquella fallida experiencia que encabezó el animador televisivo Marcelo Tinelli –con el respaldo nunca blanqueado de Mauricio Macri- en el fútbol español.

Arranque negativo

Apenas cinco partidos duró la gestión de Damián Castellanos, el entrenador bonaerense que había sobrevivido a la efímera gestión de Selev S.A., el grupo inversor que tomó el mando de Atenas de San Carlos a fines del año pasado y que terminó abandonando el barco en medio de la pandemia. “Me hicieron la cama entre el gerenciamiento del club y (Sebastián) Eguren”, afirmó el DT que fue despedido tras un triunfo, dos empates y dos derrotas. 

 

Renzo PaparelliPAPARELLI. El defensor cordobés tuvo buenos rendimientos y también un accidente en su estadía en Uruguay.  
 
Eguren, integrante del seleccionado uruguayo que salió cuarto en el Mundial 2010 y ganó la Copa América 2011, dio un paso al costado de la gerencia deportiva y se hizo cargo del plantel profesional. Juan Pablo Fassi, el hijo del presidente de Talleres que en principio iba a sumarse al staff comandado por Eguren, ocupó la vacante dirigencial.

Con el nuevo estratega las cosas no mejoraron: dos victorias, dos igualdades y tres caídas ubicaron al equipo en el fondo de la tabla de posiciones. “Hundieron a Atenas futbolísticamente. No les importa nada”, declaró Castellanos.

La floja campaña motivó las contrataciones del delantero Francisco Apaolaza, de reciente paso por Instituto, y del mendocino José Méndez, quien ya se ganó varios titulares en los diarios y no por sus actuaciones. El jugador dio positivo de Covid-19 y fueron suspendidos dos partidos de Atenas.

Por el caso, hubo un amague de denuncia de las autoridades sanitarias locales y hasta se publicó que el alcalde electo de Punta del Este, Javier Carballal, había acusado a Méndez de entrar al país con un hisopado positivo falso. “En ningún momento dije que el examen había sido adulterado. Sí que me parecía mucha casualidad que primero diera negativo y después positivo. Por suerte no hubo más contagios”, le dijo Carballal a PERFIL CÓRDOBA. 

Días complicados

La accidentada experiencia de Fassi en Uruguay incluyó el choque del colectivo que trasladaba al equipo a una práctica y que tuvo como consecuencia la internación de Renzo Paparelli, uno de los jugadores que Talleres prestó al elenco oriental. También una demanda por “incumplimiento unilateral de contrato” de la concesionaria anterior, cuyas caras visibles fueron el representante de jugadores Sergio Levinton, el exbasquetbolista Hernán Montenegro y el exfutbolista Rubén Capria.

“Por el momento no vamos a hacer declaraciones sobre ningún tema. Hemos tenido unos últimos días complicados”, le dijo a este diario Jhona Tort, el directivo que oficia de vocero en el club “charrúa”.

En medio de tanto barullo, Atenas sumó como coordinador de inferiores a Carlos Ranalli, quien ocupó ese cargo en la “T” durante cinco años y que en diciembre pasado pegó el portazo “en busca de nuevos aires”. 

 

Eguren y RanalliPRESENTE Y FUTURO. El DT Sebastián Eguren maneja una difícil coyuntura y el coordinador de inferiores Carlos Ranalli busca valores.  
 
“Aquí se espera que el proyecto sea serio, pero la realidad es que en estos tres meses al club le pasó de todo. Hubo muchos inconvenientes y poca tranquilidad”, refiere el periodista uruguayo Nico Pirri.

“Los nuevos gerenciadores llegaron sobre el inicio del torneo y eso provocó que se sacara de mala manera a 10 ó 15 jugadores y llegaran otros tantos refuerzos a los que les ha costado adaptarse. Quisieron llevarse todo por delante de entrada y el futbol uruguayo no es sencillo”, concluye el comunicador.  


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5165

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.