viernes 30 de julio de 2021
CóRDOBA El humor al poder
29-11-2020 00:47

Recuerdo de Annie Take Off

29-11-2020 00:47

El nivel de incomprensión que ha habido con la iniciativa de la Agencia Córdoba Turismo es vergonzoso. A sabiendas que este verano muchos cordobeses elegirán vacacionar en las sierras para reducir los riesgos de contagio en plena pandemia, creo que la intención del ente provincial fue, ni más ni menos, darle un touch internacional a los nombres de nuestros destinos turísticos para transmitirnos la fantasía de que hemos viajado al exterior. No es lo mismo irse de picnic a Anisacate que pasar el día en Annie Take Off, armar la carpa en el camping de Agua de los Palos no se compara con acampar en Água das Varas y meterse al río en Ascochinga ni por asomo es igual a tomar un baño en Dégoût Ennuyeux.

Pero la gente se prende en las gastadas sin valorar ese esfuerzo denodado por hacerla sentir mejor con mucho ingenio y un poco de imaginación. Para que todos se distiendan, se distraigan, se rían y… ¡zas! Cuando se quieran dar cuenta, ya les habrán encajado en el bracito la jeringa con la Sputnik y a otra cosa mariposa. Lo que me veo obligado a desmentir, porque uno de mis contactos en el Ministerio de Salud de la Provincia así me lo ha pedido, es que las dosis de vacuna vayan a ser aplicadas en la sede de la Dirección General de Rentas, un lugar del que los ciudadanos están acostumbrados a salir con las partes doloridas. Algunos deejays, desesperados por la falta de laburo, estarían ofreciendo sus servicios como expertos en “pinchar”, pero la propuesta habría sido desestimada.

En medio de tantos testeos y pruebas a los que estamos sometidos en estos días, hoy se llevará a cabo el test electoral en la ciudad de Río Cuarto, cuyos ganadores tratarán de nacionalizar con el mismo entusiasmo que los perdedores pondrán en regionalizarlo. “Es injusto, en marzo nos sentíamos ganadores natos y ahora es como que tenemos que empezar otra vez de cero”, me dijo un dirigente riocuartense de Hacemos por Córdoba. Le confesé que me admiraba su sinceridad al realizar un análisis sesudo de los comicios y me contestó: “¿Quién habla de las elecciones? ¡Yo me refería a Estudiantes de Río Cuarto!”.

Por supuesto, hoy habrá muchos interesados mirando hacia el Imperio, con la lupa puesta sobre la votación como si fueran émulos del inspector Clouseau. Sobre todo, porque desde el gobierno nacional ponen fichas a que, si gana el peronismo, se agrandan las posibilidades de que en las legislativas de 2021 el Frente de Todos pueda gestar una alianza con el PJ cordobés. “Hay tantas chances de que eso ocurra como de que García Elorrio se seque la transpiración con un pañuelo verde”, me comentaron desde El Panal, donde no están dispuestos a compartir con nadie las mieles (de una victoria).

No solo los porcentajes de votos preocupan a la Provincia. También los números de la deuda desvelan a los funcionarios del área económica, a los que les arde el empeine de tanto patear vencimientos. Como vampiros después de oler sangre, los bonistas emitieron un documento que muestra su afán por obtener de los gobiernos provinciales los beneficios que les restó la Nación. Me llegó una versión de que los gobernadores enviarían a Domingo Cavallo para negociar con los acreedores: piensan que con tal de no escucharlo más hablar en inglés, serían capaces de aceptar cualquier tipo de condiciones.

La Municipalidad de Córdoba, que ya ha anudado el frente externo, parece decidida a ajustar las clavijas en su estructura interna. Preparados para la que podría ser la batalla final por la defensa de sus reivindicaciones, los municipales incluso estarían pensando en reinstalar a Rubén Daniele como secretario general del Suoem el año que viene. De ser así, el sindicalista estaría en condiciones de disputarle a la reina Isabel II de Inglaterra el récord en la longevidad del mandato. “En 2021 vuelve Mirtha… y vuelve Rubén”, sería el eslogan con el que el veterano referente gremial lanzaría su postulación, aunque todavía no está confirmado que vaya a iniciar su campaña en Navidad, con un gorro rojo de pompón blanco y subido a un trineo que recorrería La Cañada tirado por renos.

En esta Nota