1st de March de 2021
CORONAVIRUS Salud
05-05-2020 10:52

La obesidad es el segundo factor de riesgo para ser hospitalizado de coronavirus, después de la edad

Diversos estudios apuntan a que las personas con sobrepeso sufren más complicaciones de salud tras contagiarse de COVID-19 que las que tienen asma o hipertensión.

05-05-2020 10:52

La obesidad es el principal factor de riesgo para que pacientes contagiados de COVID-19 y que son menores de 60 años requieran atención hospitalaria. Así lo indicó un reciente estudio realizado por científicos de la Universidad de Nueva York. 

A medida que se incrementan los estudios y las investigaciones sobre el nuevo brote de coronavirus se pueden conocer más detalles acerca de esta enfermedad. De ese modo, se estableció que el principal factor de riesgo para contagiarse es la edad. Luego, que una persona con obesidad tiene más chances de tener complicaciones ante el COVID-19 que quienes padecen hipertensión o enfermedades respiratorias como la EPOC o el asma

Esta última conclusión la obtuvieron los especialistas de la Universidad de Nueva York al realizar un estudio sobre 3.615 pacientes que dieron positivo entre el 4 de marzo y el 4 de abril. “Aunque los pacientes de menos de 60 años generalmente se consideran un grupo de menor riesgo de gravedad de la enfermedad de COVID-19, según los datos de nuestra institución, la obesidad parece ser un factor de riesgo no reconocido previamente para el ingreso al hospital y la necesidad de cuidados críticos”, sostuvieron.

Más de la mitad de los argentinos tiene sobrepeso u obesidad, prevenibles desde la infancia

“Desafortunadamente, la obesidad en las personas [menores de 60 años] es un factor de riesgo epidemiológico recientemente identificado, que puede contribuir al aumento de las tasas de morbilidad experimentadas en los Estados Unidos”, completaron.

Otro estudio dirigido por el cardiólogo argentino Oscar Cingolani, profesor y director del centro de hipertensión arterial de la Universidad Johns Hopkins, llegó a la misma conclusión. “En nuestro conjunto de datos de 265 pacientes (58% masculinos), encontramos una correlación inversa significativa entre la edad y el IMC [índice de masa corporal], en la que las personas más jóvenes ingresadas en el hospital tenían más probabilidades de ser obesas”, se precisó en un estudio publicado en la revista Lancet.