jueves 05 de agosto de 2021
CORONAVIRUS Lomas de Zamora
10-04-2020 09:47

Su abuela tiene coronavirus, la Policía le pidió que se ponga un barbijo y él los escupió: quedó detenido

Nueve agentes fueron puestos en cuarentena y serán examinados para comprobar si tienen COVID-19. Video.

10-04-2020 09:47

Un hombre fue detenido luego de escupir a un grupo de policías que le pidieron que se coloque un barbijo ya que su abuela tiene coronavirus y está internada. El hecho ocurrió en Lomas de Zamora. Nueve agentes involucrados en el incidente fueron puestos en cuarentena y se esperan los resultados para saber si fueron contagiados.

El episodio tuvo lugar durante la madrugada del miércoles 8 de abril en el barrio Marsella, en la zona de Villa Centenario de esa localidad de la zona sur del conurbano bonaerense. La Policía fue alertada por un llamado al 911 por una pelea familiar en la puerta de una casa. Por esto, cuatro patrulleros fueron hasta el lugar e intentaron separar a dos hermanos que se peleaban a trompadas.

Al notar la presencia de los efectivos, uno de los involucrados en la riña intentó agredirlos y fue demorado. El hombre estaba alcoholizado y fue trasladado a la Comisaría 7° de Lomas de Zamora. Un rato después, apareció la madre en la seccional y les manifestó a los agentes. "Miren que nosotros estábamos en cuarentena obligatoria porque mi madre está internada con coronavirus", según consignó Telenueve.

Fue entonces cuando uno de los policías se comunicó con el Hospital Gandulfo y confirmó la veracidad de los dichos de la mujer: la abuela del detenido estaba internada en el lugar tras dar positivo en COVID-19. Ante esto, los uniformados quisieron aislar al detenido y le pidieron que se coloque un barbijo. Sin embargo, éste se negó y comenzó a escupirlos. Una vez que lograron calmarlo, lo trasladaron al mencionado centro de salud para comprobar si tiene coronavirus.

Coronavirus en Lomas de Zamora: pusieron a un edificio completo en cuarentena

Por su parte los nueve agentes que tuvieron contacto con el hombre fueron puestas cuarentena y deberán ser aislados de sus familias. "Algunas de las mujeres agentes tienen hijos chiquitos y no podían volver a sus casas", explicaron desde la comisaría. Los patrulleros que participaron del procedimiento , por otro lado, fueron desinfectados y quedaron desafectados del servicio por el momento.

La justicia federal intervino tras lo ocurrido y el juez Federico Villena imputaron al acusado por resistencia a la autoridad y por haber violado el artículo 202 del Código Penal, que indica que será castigado “con reclusión o prisión de tres a quince años el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”.

F.D.S./FF