27th de February de 2021
CORONAVIRUS Pandemia
20-05-2020 15:30

Verdades y mentiras de la transmisión del coronavirus en el aire

La OMS recordó que la enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotitas procedentes de la nariz o la boca.

20-05-2020 15:30

¿El coronavirus está en el aire? Es la incógnita que surge por estos días a raíz de un nuevo estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pese a los descubrimientos sobre el Covid-19, aún se mantienen ciertos mitos y creencias desde que el mundo se vio afectado por la pandemia, que obligó a la mayoría de los países a implementar cuarentenas.

La OMS señaló que "la enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotitas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala". 

De acuerdo con el organismo, "estas gotículas son relativamente pesadas, no llegan muy lejos y caen rápidamente al suelo. Una persona puede contraer la COVID‑19 si inhala las gotículas procedentes de una persona infectada por el virus. Por eso es importante mantenerse al menos a un metro de distancia de los demás". Pero también, hay que tener en cuenta que estas "gotículas pueden caer sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, como mesas, pomos y barandillas, de modo que otras personas pueden infectarse si tocan esos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca". Por eso es tan importante lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol. 

Si bien el organismo aclara que aún no se sabe por cuánto tiempo sobrevive el virus en las superficies, los primeros estudios indican "que los coronavirus pueden subsistir en una superficie desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (por ejemplo, el tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente)".

¿A qué se refieren los científicos cuando dicen "en el aire"? Se refieren a la transmisión de un patógeno a través de aerosoles, pequeñas gotas respiratorias que pueden permanecer suspendidas en el aire (conocidas como núcleos de gotas), en oposición a las gotas más grandes que caen al suelo a pocos centímetros, uno metro y medio como mucho.

La confusión, en muchas ocasiones, se debe a que la distinción entre gotas y aerosoles no es clara. La separación entre lo que se conoce como 'propagación aérea' y 'propagación de gotas' es en realidad un espectro amplio. La propagación aérea es una hipótesis utilizada en el caso de otros coronavirus mortales, incluidos los que causan el síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS).

Cómo convertir al hogar en un lugar seguro para toda la familia

Un puñado de estudios sugiere que el nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, puede existir como un aerosol en entornos de atención médica. Pero aún queda mucho por saber si el virus en aerosol es infeccioso y a qué cantidad de virus debería exponerse una persona para enfermarse, lo que se conoce como la dosis infecciosa mínima. Incluso si ocurre la transmisión de aerosol, no está claro qué tan común es, en comparación con otras rutas de transmisión, como gotas o superficies.

La realidad es que, hasta ahora, no hay evidencia convincente y suficiente de que la propagación de aerosoles sea una parte importante de la transmisión de la Covid-19. Incluso si los aerosoles no viajan más lejos que la mayoría de las gotitas, ese metro, metro y medio que establece la actual regla del distanciamiento físico y social, puede variar: si hay un ventilador o aire acondicionado, los aerosoles infecciosos podrían enfermar a alguien más alejado, si está que está a favor de la dirección en que va el viento.

Es probable que la ventilación también juegue un papel importante en la facilidad con que el virus puede transmitirse por el aire. Los espacios interiores probablemente presentan un mayor riesgo que los exteriores, especialmente si están mal ventilados. Las zonas abarrotadas, como bares, restaurantes y trenes subterráneos, pueden ser riesgosas, especialmente si las personas son asintomáticas y pasan largos períodos en dichas áreas.

Las precauciones a tomar: mejor ventilación, limpieza regular del lugar y de las superficies, y uso de barbijos o máscaras. La probabilidad de transmisión en el aire, especialmente en comparación con otras rutas, como gotas o superficies, sigue sin estar clara. La mayoría de los investigadores todavía piensan que el nuevo coronavirus se transmite principalmente a través de gotas y tocando personas o superficies infectadas. Por lo tanto, el lavado frecuente de manos y el distanciamiento social siguen siendo las medidas más importantes que las personas pueden tomar para evitar infecciones. 

DR  AG