lunes 04 de julio de 2022
CULTURA revalorizacion

MoMA adquiere cuadro de Tarsila do Amaral

El anuncio se hizo el miércoles pasado: A lua, de la representante más importante del modernismo brasileño, podrá verse en exhibición a partir de este mes en Nueva York.

02-03-2019 02:29

El MoMA (Museum of Modern Art) de Nueva York ha anunciado este miércoles la compra de A lua (La luna) de la pintora brasileña Tarsila do Amaral (1886-1973) por 20 millones de dólares, la mayor suma pagada hasta ahora por la obra de un artista brasileño, superando así a Vaso de flores de Alberto da Veiga Guignard (1896-1962), rematado en una subasta en 2015 por 1,6 millones de dólares. La compra de esta onírica pintura –un óleo sobre un lienzo de 110 por 110 cm, en el que se ve un cactus solitario ligeramente antropomórfico de noche bajo una media luna– sigue a la muestra Tarsila do Amaral: Inventing Modern Art in Brazil que el MoMA organizó entre 2017 y 2018 en colaboración con el Instituto de Arte de Chicago, la primera de la artista brasileña en Estados Unidos donde se expusieron 130 obras suyas. En el comunicado de prensa, el museo dio la bienvenida a la pintura, la primera de Tarsila en su colección, y describió a la artista como una “figura fundacional para el arte moderno en Brasil”.

A lua pertenece a la fase más celebrada de Tarsila, la denominada “antropofágica”, que abarca obras realizadas entre 1928 y 1930. De este período proceden algunas de sus obras más reconocidas, la mayoría de ellas en posesión de instituciones y colecciones privadas. Entre estas se encuentran la famosa Abaporu (en exhibición en el Museo Latinoamericano de Buenos Aires, Malba, prestada al MoMA con motivo de la muestra Tarsila do Amaral: Inventing Modern Art in Brazil), Urutu (colección Chateaubriand-Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro), Antropofagia (colección Nemirovsky, en comodato en la Pinacoteca del Estado de San Pablo), Bosque (propiedad del Museo de Arte Contemporáneo en la Universidad de San Pablo) y Sol poniente (colección Jean Boghici, fundador de una de las galerías de arte más antiguas de Río de Janeiro). A lua se hallaba en posesión, desde los años 50, de la colección Feffer, familia fundadora de la fábrica brasileña de papel y celulosa Suzano.

Nacida en San Pablo en el seno de una familia que explotaba plantaciones de café, Tarsila do Amaral estudió música y bellas artes antes de trasladarse a París en 1920, donde continuó sus estudios. Durante los años 20 viajó continuamente entre la capital francesa y San Pablo, aunque fue en París donde completó su formación con André Lhote, Fernand Léger y Albert Gleizes. Allí conoció también a grandes figuras de las vanguardias de principios del siglo XX, como Jean Cocteau, Pablo Picasso, Blaise Cendrars, Erik Satie, entre otros. A lua fue pintado en 1928 y se presentó en junio de ese año en su segunda exposición en solitario en la parisina Galerie Percier. El médico Milton Guper y su mujer, Fanny Feffer –que ahora se la han vendido al MoMA–  le compraron la pintura directamente a Tarsila do Amaral, en su casa.

Los lienzos de Tarsila do Amaral son escasos: poco menos de 240. Eso hace que los precios de compra sean altos. Los expertos calculan que Abaporu, comprada en 1995 por el Malba en 1,4 millones de dólares en una subasta, hoy valdría 26 millones de dólares.

La adquisición del MoMA de Nueva York puede revalorar obras de otras etapas de Tarsila, como la neoantropofagia de los años 40 y los paisajes de los años 50.

En esta Nota