jueves 23 de septiembre de 2021
CULTURA Narcolepsia - Diario Perfil
13-08-2021 12:27
13-08-2021 12:27

"Mujer. Dos fragmentos para recitar", de Yoshihara Sachiko

Coordenadas para una aproximación a la poesía.

13-08-2021 12:27

En el Suplemento Cultura de Diario PERFIL, ofrecemos cada semana "Narcolepsia - Coordenadas para una aproximación a la poesía", y el texto elegido en esta ocasión es "Mujer. Dos fragmentos para recitar", de la japonesa Yoshihara Sachiko 


II


Espada          que penetra el cielo
garra de águila en una luna fría y llena de rocío
penetra penetra penetra ese huevo
y la secreción tras su delgada cáscara


Zurce el cielo aguja
aguja con un útero blanco
preñada de luces      de odio


Y la sangre fluye en el cielo
penetra penetra penetra esa nube
una espada de luz           en la herida nublosa de mi abismo
penetra penetra penetra -me!


      ¿Habrá alguna reacción?
      ¿Fluirá alguna secreción en el cielo?
      ¿Brotará sangre de las nubes rojas?
      ¿Qué cara del corazón penetrará......a la otra?


      Como cielo que nunca va a volver,
      penetra penetra penetra ¡mi vida!


Corre el fuego
penetra el fuego
y tiembla       y se arremolina y duele
y entonces
muere el cielo
muere la luz
y con la columna partida entre manos
ya       estás muerta


(Traducción: Mat Chiappe)

 

Yoshihara Sachiko 吉原幸子 (1932-2002) nació en Yotsuya, Tokio, la más pequeña de cuatro hermanos y entre padres lectores. Entre 1944 y 1945, la familia tuvo que abandonar la ciudad debido a los bombardeos Aliados. Cuando regresaron a Tokio luego de la guerra, Yoshihara conoció a Naka Tarō, poeta y profesor de escuela que sería su mentor desde entonces. Tras graduarse, estudió literatura francesa en la Universidad de Tokio y se graduó en 1956, sumándose desde entonces a la Gekidanshikii (Compañía Teatral Shiki). En 1958, Yoshihara se casó con Yoichi Matsu, vicedirector de Akira Kurosawa. Juntos tuvieron un hijo, pero se divorciaron en 1962. Con influencias teatrales que incluían a Jean-Paul Sartre y a Bertolt Brecht, y poéticas como Hagiwara Sakutarō y Kitahara Hakushū, entre sus libros se destacan: Yōnen rentō (Ataduras a la infancia, 1964), Natsu no haka (Tumba de verano, 1964), Ondīne (Ondine, 1972) y Hirugao (Enredadera japonesa, 1974). Su estilo se caracteriza por la experimentación visual, lingüística y sonora, a la vez que presenta imágenes vinculadas a la violencia y a la ambigüedad sexual. Traductora de Sylvia Plath, fue también una pionera en las luchas feministas en Japón. Junto a Kazue Shinkawa fundó una de las más influyentes revistas de poesía para mujeres de la época, La Mer (1983-1993). Dicha afiliación, sin embargo, la circundaron de rumores diversos sobre su orientación sexual que ella nunca desmintió. Le diagnosticaron Parkinson en 1994, año en que publicó su última colección de poesía, Hakkō (Luminiscencia). Murió en 2002 de neumonía. 

Un vistazo a prácticamente cualquier página de su poesía revela claros espacios entre las palabras, como agujeros perforados en el texto. Las pausas que pone entre palabras y líneas no son un registro de vacilación o descubrimiento, sino una guía visual sobre cómo interpretar el poema para lograr un impacto retórico completo.