3rd de March de 2021
CULTURA 26 de diciembre de 1985
25-12-2020 16:49

A 35 años de la noche en que Osvaldo Pugliese llenó el Teatro Colón de tango

El último gran maestro de la música ciudadana tuvo su concierto más extraordinario en el mítico coliseo. Imágenes inéditas de un show inolvidable.

25-12-2020 16:49

El 26 de diciembre de 1985 se realizó en el Teatro Colón uno de los conciertos más extraordinarios de la historia del tango. En aquella fecha lejana, Osvaldo Pugliese, su orquesta, sus ex músicos y su público tuvieron una gala de amor a la música como nunca antes y lamentablemente, nunca después.

El tierno aliento de su mamá cuando lo oía ensayar, que le decía “Al Colón!”, a manera de felicitación, se cumplió aquella noche. Las entradas se agotaron en pocas horas, se transmitió en directo por Canal 13 y se registró un disco doble, hoy objeto de colección, aunque se pueda escuchar en cualquier plataforma virtual.

El concierto se había programado para el 18 de diciembre, pero una protesta gremial de empleados municipales obligó a suspenderlo. Y aunque corrió riesgo de no poder reprogramarse, el maestro no dudó en ponerse del lado de los trabajadores. Al fin de cuentas, Pugliese siempre se definió como un “laburante” del tango.

 

 

Pero Pugliese en el Colón fue todavía mucho más. En un gran momento musical de la orquesta, quizá la ultima gran formación del Maestro, con Adrián Guida y Abel Córdoba como cantores brindaron una demostración musical que estuvo a la altura de tan magno teatro. Fue una reivindicación de Pugliese y del tango, que sólo en ocasiones excepcionales había llegado a ese escenario privilegiado.

Y fue una fiesta de sus fanáticos, que sólo le faltó llevarlo en andas y dar la vuelta olímpica. Porque ovacionaron con pasión de hinchada de fútbol cada obra, cada gesto, cada palabra del viejo maestro, que celebraba sus 80 años.

Aplaudieron a rabiar cada tango y lloraron de emoción cuando se armó lo que Carlos Marcelo Thiery bautizó en una nota como “La Yumba más grande del mundo”, para la que se sumaron, entre otros, Oscar Herrero, Alcides Rossi, Ismael Spitalnik, Arturo Penón, Julián Plaza, el gigante Osvaldo Ruggero y Daniel Binelli, como en el concierto de las Bandas Eternas de Luis Alberto Spinetta.

 

Por qué a Osvaldo Pugliese no le gustaría ser considerado un símbolo contra la mufa

 

La orquesta de don Osvaldo brindó las obras habituales de su repertorio de aquellos años. Arrabal, A Evaristo Carriego, Copacabana, Almagro, Milonga para Gardel, Mala Junta, Chiqué, La mariposa fueron algunos de los tangos que enloquecieron a los asistentes que perdieron la compostura apenas Pugliese pisó el escenario. Y por supuesto, estallaron con Recuerdo, su mejor tango y con el himno que caracterizó a la orquesta, La Yumba.

Pasaron 35 años de aquel concierto único e insuperable. Pero desde las grabaciones, el maestro Pugliese, como Carlos Gardel, si se me permite el neologismo, cada día yumbea mejor.