domingo 04 de diciembre de 2022
DEPORTES No hubo vuelta atrs

Santoro se fue molesto por "las deslealtades"

"Ya así no se podía vivir, no podía trabajar", expresó el veterano entrenador, quien agradecíó a los hinchas por el afecto con que lo despidieron.

21-03-2009 01:22

Tras despedirse esta noche del cargo de entrenador de Independiente, Miguel Angel Santoro aseguró que "no tiene precio" la ovación que le dedicó la gente al final de la goleada sobre Newell's Old Boys, pero se mostró disgustado por "la sarta de mentiras" y "las deslealtades" que según dijo lo hicieron renunciar.

"Cuando uno toma una decisión no hay vuelta atrás. Lo pensé bien y tengo palabra. Estoy muy contento, muy felíz y este recuerdo no tiene precio", resaltó Santoro al término del encuentro.

El público de Independiente colgó varias banderas en la cancha de Huracán agradeciéndole al DT el trabajo que hizo en el club, y una vez terminado el partido lo despidió con aplausos y cánticos.

En este Torneo Clausura, el Independiente de Santoro jugó siete partidos, ganó tres, empató uno y perdió tres, sumando diez puntos en la tabla de posiciones.

En cuanto a las razones que lo llevaron a dimitir, Santoro hizo referencia al desgaste que le causaron los rumores, "la sarta de mentiras" y "las deslealtades", y agregó: "La decisión ya la tenía tomada, simplemente no la quise transmitir durante la semana. El presidente (Julio Comparada) trató de convencerme y yo le dije que para mí ésto era lo mejor. Quizá un cambio le pueda dar al equipo lo que yo no pude".

Acerca de la ola de rumores fue más amplio: "Ya así no se podía vivir, no podía trabajar. Era muy difícil tener la cabeza puesta en el objetivo. Acá hay una sarta de mentiras permanente. Yo les dije a los jugadores que estaba ilusionado, pero quizá un cambio era mejor".

"Uno está acostumbrado a las batallas, pero a las batallas leales y creo que llegó el momento de poder disfrutar de mi familia, porque siempre las presiones están sobre la cabeza", continuó diciendo quien fue el arquero inolvidable del Independiente que en las décadas del 60 y 70 se constituyó en el Rey de Copas.

A Santoro se lo notó incómodo durante la totalidad de la conferencia de prensa y lo dejó todavía más en evidencia cuando le pidieron precisiones acerca del tema de las deslealtades. "Las deslealtades son las mentiras", resumió Santoro, e inmediatamente se levantó y se fue.

Fuente: DyN.

En esta Nota