lunes 21 de junio de 2021
ECOLOGíA Proyecto de reintroducción de la especie
27-05-2021 01:08

Isis, la yaguareté que logró que “Qaramta” regrese a El Impenetrable Chaqueño

El macho de cinco años, libre y salvaje, que tuvo cría hace pocos meses, se estaba alejando del Parque. Por lo cual, trajeron una hembra de diez años desde Iberá para fomentar su retorno.

27-05-2021 01:08

La historia de los yaguaretés en El Impenetrable Chaqueño sigue dando que hablar. Seguro recuerdan a Qaramta (que significa difícil de destruir en lengua Qom) el  yaguareté macho de 113 kg, cuyas huellas aparecieron en Parque Nacional El Impenetrable a fines de 2019, y que tuvo cría hace pocos meses. Fue la primera vez en la historia que hubo una cruza entre una especie en libertad y otra en cautiverio. El 30 de enero nacieron dos hermosos cachorros, fruto de su unión. Este fue un hecho sin precedentes, en el que por primera vez en el mundo se logró el apareamiento de un gran felino salvaje con uno de cautiverio. Pero desde que nacieron los cachorros, Tania ya no interactúa con Qaramta. Probablemente, esto haya sido lo que provocó su alejamiento muy por fuera de los límites del Parque, a zonas pobladas, por primera vez desde que se lo monitorea.

Para protegerlo en su recorrido de más de 138 km por fuera del Parque, se montó un operativo coordinado desde la Comisión de Yaguareté de la Región Chaqueña, conformada ONG’s  y autoridades de la Administración de Parques Nacionales y de las provincias de Salta Santiago del Estero, Chaco, y Formosa. En el operativo se visitó a los pobladores de los parajes por donde se encontraba Qaramta y se les explicó la importancia de protegerlo y que es en contra de la ley cazar a la especie.

Cachorros yaguareté

Las visitas y los mensajes radiales cumplieron su efecto y en poco tiempo muchos pobladores colaboraron al dar aviso cuando encontraron sus huellas y se mostraron bien predispuestos a cuidar a Qaramta, lo cual denota un esperanzador cambio en la percepción del yaguareté en parte de las poblaciones rurales chaqueñas. No obstante, aún es necesario seguir trabajando en las zonas que rodean al Parque para que estas sean seguras para la especie.

La llegada de Isis

En los últimos años, para lograr que uno de los últimos ejemplares silvestres de la especie se quede en el Parque Nacional, donde se encuentra más seguro, se han llevado hembras de cautiverio de su propia especie para tratar de fijarlo al área protegida. Gracias a ello, en 2019, pudo ser capturado y así colocarle un collar equipado con tecnología GPS. Desde entonces se ha utilizado la tecnología satelital para seguir sus pasos, y en este año y medio él se ha establecido en un gran territorio que abarca, principalmente, al Parque Nacional El Impenetrable y sectores aledaños de Chaco y Formosa.

Hace pocas semanas, a la historia llegó Isis, una yaguareté de 10 años que nació en el Criadouro Científico Onça Pintada de la ciudad de Curitiba (Brasil) y que se incorporó al Proyecto de Reintroducción de Yaguareté en Iberá en el año 2017. La provincia de Chaco, la Administración de Parques Nacionales y la fundación Rewilding Argentina coordinaron el traslado de la yaguareté Isis al Parque Nacional El Impenetrable, para que con su presencia ayude a retener a Qaramta en el área más segura posible.

Te presentamos a los tres primeros yaguaretés liberados en Iberá

El 13 de abril, Isis fue trasladada al Parque Nacional El Impenetrable, en Chaco, para ayudar a conservar a los yaguaretés chaqueños y, muy especialmente, a Qaramta. Por lo pronto, y aunque no se pueda afirmar que fue producto de la llegada de Isis, Qaramta ya retornó al parque, donde se encuentra más protegido.

Proyecto reintroducción

Con este proyecto, Fundación Rewilding Argentina, junto al Gobierno de Chaco y la Administración de Parques Nacionales buscan recuperar al yaguareté, el mayor felino del continente americano. Esta especie clave del monte chaqueño —cuando se encuentra en poblaciones saludables— cumple un rol ecológico vital para mantener el ecosistema sano.

El yaguareté se encuentra virtualmente extinto en el Chaco Argentino, en donde investigadores especulan que sobreviven menos de 20 individuos en un muy extenso territorio. Los últimos registros de la especie han correspondido a machos solitarios, y muchos de ellos ya han sido cazados.

En esta Nota